El mandatario aseguró que la junta jirectiva de EPM no toma decisiones técnicas.

Hidroituango.
Hidroituango.
Foto tomada de la cuenta en Twitter: @AlcaldiadeMed

Como una situación "muy crítica y difícil" calificó el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, las emergencias que se han registrado en Hidroituango en las últimas 24 horas, la primera de ellas relacionada con el colapso en uno de los túneles de captación y la segunda con la fuga de aguas en la casa de máquinas y la galería de tránsito, lo que obligó a suspender el llenado del embalse. 

El peor escenario posible es un rompimiento de la presa, situación que de llegar a darse generaría una avalancha, explicó el alcalde Gutiérrez, al lanzar una dura advertencia al respecto.

Las aguas llegarían en una hora a Puerto Valdivia, en cinco horas a Cáceres, en 10 a Caucasia y en 18 horas a Nechí, añadió el mandatario de Medellín.

"Hay que estar unidos. Lo más importante es seguir atendiendo esta emergencia; es una situación muy crítica, muy difícil (...) El peor escenario posible es un rompimiento en las obras. Si se genera una avalancha las aguas llegarían en una hora a Puerto Valdivia", dijo Gutiérrez.

El alcalde negó que haya forzado a los expertos para acelerar el avance de las obras en la represa. Además, aseguró que, como presidente de la junta directiva de EPM, no toma las decisiones técnicas en el proyecto y recalcó que "los plazos políticos no pueden estar por encima de los plazos técnicos"

De esa manera, el mandatario les respondió a quienes han denunciado supuestas presiones del gobernador de Antioquia y el alcalde de Medellín para que la represa fuera inaugurada antes de finalizar el año, con miras a la contienda electoral del 2019.  

Finalmente, EPM confirmó que un ingeniero resultó lesionado en las últimas horas por la caída de equipos en Hidroituango y sufrió un trauma craneoencefálico, por lo que fue trasladado a un centro asistencial de Medellín. 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido