Cargando contenido

La vereda isla La Amargura se quedó sin habitantes tras las amenazas de grupos armados ilegales.

Las familias se desplazaron por miedo e intimidaciones de los grupos armados.
Las familias se desplazaron por miedo e intimidaciones de los grupos armados.
Cortesía: Proceso Social de Garantías.

Doce días después de huir de la vereda isla La Amargura, por torturas e intimidaciones de grupos armados ilegales que hacen presencia en la zona, 700 personas, entre niños, mujeres en embarazo y adultos mayores, aún no cuentan con garantías de seguridad para regresar a su territorio.

El secretario de Gobierno de Cáceres, Martín Emilio Rivera, dijo que pese a la presencia de la fuerza pública, las familias están atemorizadas, no se sienten tranquilas para regresar a la vereda, donde varios jóvenes fueron torturados.

Entre tanto, algunas familias han optado por irse hasta Caucasia, donde reciben ayuda de familiares. Las otras personas permanecen en el corregimiento el Guarumo, donde han recibido ayudas humanitarias.

Lea también: Preso de la cárcel de Bellavista diagnosticado con COVID-19 falleció

En la zona hay injerencia de Los Caparros y el Clan del Golfo. El comandante de la Séptima División, general Juan Carlos Ramírez, aseguró que permanecerán en la zona para “proteger a la población de cualquier amenaza o intención criminal de grupos armados organizados”.

Desplazados Tarazá

Por su parte, todos los habitantes del corregimiento La Esperanza, ubicado a una hora y media del casco urbano de Tarazá, Bajo Cauca, abandonaron la zona por amenazas de los grupos armados ilegales.

El secretario de Gobierno, Deivinson Montero Arroyo, confirmó que ese territorio quedó solo, sin sus habitantes, quienes huyeron por temor a quedar en medio del fuego cruzado.

Le puede interesar: "Nos están matando", el imponente mural pintado en una avenida en Medellín

Pese a la presencia de la fuerza pública en la zona, los desplazados consideran que todavía no hay garantías para retornar.

Muchas de las víctimas son niños y adultos mayores. Algunos han preferido ir a municipios del sur de Córdoba o albergarse en casas de allegados.

Hace dos semana fueron asesinados, una líder social y dos gemelos de 17 años, quienes además fueron torturados, lo que aumentó el temor de la comunidad.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido