Cargando contenido

Según la Unidad de Víctimas, la mayoría de los sobrevivientes invertirán el dinero en vivienda y educación.

Con esta nueva jornada de indemnización, se completan 217 mil en Antioquia.
La mayoría de las personas beneficiadas con la medida reparadora manifestaron su interés de destinar estos recursos para la compra o mejoramiento de vivienda.
Cortesía: Unidad de Víctimas

Johan Muñetón salió desplazado por amenazas a su familia en medio del conflicto armado y el homicidio de su abuela, quien se desempeñaba como docente en Apartadó.

Con las manos vacías, le tocó abandonar el Urabá antioqueño con su padres, cuando tan sólo tenía 4 años de edad, y llegó a Medellín. Hoy es una de las 138 víctimas en el departamento que recibió su indemnización económica reparadora.

Aseguró que aunque su familia no podrá olvidar lo vivido ni recuperar a su ser querido, la indemnización reparadora le abre muchas puertas para que sean más quienes a través del perdón se esfuercen por seguir adelante con sus sueños.

“Esta indemnización a parte de resarcir el daño material y psicológico que nosotros tenemos, nos brinda oportunidades para crecer profesionalmente. Otras personas pueden invertir en negocios que les ayudará a mejorar su calidad de vida. Que los jóvenes nos atribuyamos el hecho de participar en un proceso de posconflicto, es un buen camino para perdonar y mirar hacia adelante con ojos de esperanza", dijo Muñetón.

El director de la Unidad de Víctimas en Antioquia, Wilson Córdoba, dijo que con esta nueva jornada de indemnización, se completan 217 mil en Antioquia. En Colombia van más de 890 mil víctimas indemnizadas como parte de su reparación integral.

La mayoría de las personas beneficiadas con la medida reparadora manifestaron su interés de destinar estos recursos para la compra o mejoramiento de vivienda, inicio o fortalecimiento de proyectos productivos, ahorro y para educación superior.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido