Cargando contenido

Foto: Archivo Colprensa



En tragedia terminó una discordia sentimental entre una mujer y un soldado profesional que activó una granada de fragmentación al interior de una vivienda en Quibdó, Chocó.

La explosión causó la muerte instantánea del militar Mauricio Ossa, quien llevaba 18 años en el Ejército, e hirió de gravedad a su expareja Luz Angélica Osorio, quien perdió un brazo y es atendida en el hospital de la localidad.

Según testigos, hace cuatro meses la pareja se había separado luego de una relación de 14 años. Sin embargo, el soldado, quien era tratado por un cuadro de depresión, no lo había asimilado y llegó hasta la casa de la mujer a despedirse de sus hijos. Allí fue cuando activó esa granada de fragmentación, pero los menores resultaron ilesos.

El secretario de Gobierno de Quibdó, Faider Murillo, sostuvo que ya habían medidas cautelares  para que el militar no se acercara a su expareja, pero éste decía que se iba a matar junto con ella.

Las autoridades adelantan las investigaciones sobre este caso y si hubo alguna negligencia en la protección a la mujer, quien ya había denunciado la conducta del militar.