Cargando contenido

El 70 % de la construcción era diferente a los planos presentados.

Edificio Babilonia en Itagüí, Antioquia.
El Edificio Babilonia en Itagüí tuvo que ser evacuado.
RCN Radio

Han pasado 41 días calendario desde que comenzó el desmonte del edificio Babilonia en Itagüí (Antioquia). Los hallazgos de los técnicos confirman que la estructura no era habitable.

Sólo el 27% de lo construido corresponde con los planos que fueron presentados a la Curaduría Primera de Itagüí para su licenciamiento. Por ahora, se han removido 2 mil toneladas de material.  

El 90% de la edificación no cumple con la norma de sismoresistencia y la maniobra controlada para desarmar la estructura que comenzó en el piso 13, va en el piso 10. 

Lea también: Inician desmonte del edificio Babilonia en Itagüí, Antioquia.

Oscar Darío Muñoz, secretario Jurídico de la Alcaldía de Itagüí, indicó que “se espera en los próximos días conjurar el riesgo principal de colapso y poder ordenar el retorno de las familias aledañas a la edificación”. 

El funcionario sostuvo que  evidenciaron “problemas constructivos que no pudimos determinar en un primero momento, lo que confirma que tomamos la mejor decisión”. 
 
Según el informe entregado por el personal técnico “en el eje occidental, la viga de amarre presenta gran diferencia a los planteado en los diseños originales, la cual fue diseñada con una dimensión de 30 centímetros por 40 centímetros; contrario a lo encontrado de solo 15 centímetros por 40 centímetros”. 
 
Los trabajos para desmontar el edificio han tenido algunos retrasos por las lluvias en la zona, sumado a esto, la maniobra se suspendió por algunos días luego de que se comprobara el uso que estaban haciendo algunos operarios de elementos no permitidos que ponían en riesgo la ya débil estabilidad de la estructura. 

Lea también: Unesco da plazo para la demolición del edificio Aquarela, en Cartagena.
 
Durante los primeros días de trabajos, se pudo establecer que malas prácticas en el tratamiento de concretos, amarre de vigas, tratamientos de juntas de concretos, de aceros y demás elementos estructurales que no le hubiera permitido al edificio continuar en pie.

Debido al nivel de riesgo que representa para las viviendas aledañas, no se pudo realizar una demolición o implosión, como ha pasado con otros edificios en el Valle de Aburrá. En la zona donde están ubicados los 36 apartamentos hay un almacén de cadena, un centro médico, edificios de apartamentos y locales comerciales.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido