Indignado se encuentra el gremio de taxistas de Medellín por la posible llegada de vehículos particulares a prestar servicios de transporte público con la plataforma Uber. En medio de una caravana pacífica se realizó la protesta que empezó en la Terminal de Transporte del Sur y finalizó en la Terminal del Norte.

El vicepresidente de la Agremiación Somos Taxi y vocero del gremio, Luis Fernando Vargas Castrillón, afirmó que la marcha  va en contra de la posibilidad de que el Gobierno Nacional reglamente este servicio al finalizar el año.

El vocero aseguró que en Medellín el sistema de transporte público individual funciona muy bien y que el problema no es de cupos, si no de vías para transitar pues son pocas para tantos vehículos.

Durante todo el año, se han realizado varias marchas en las principales ciudades del país en contra de la llegada del transporte de servicio público individual Uber.