De las 33 veredas que tiene Briceño, Norte de Antioquia, doce tendrían minas antipersona, sembradas en su mayoría por el frente 36 de las Farc.


En la mesa de negociaciones, se definirá si el Gobierno y esta guerrilla adelantan  un proceso de desminado, así como el aplicado en el Orejón.


El alcalde de Briceño, José Danilo Agudelo, aseguró que estos artefactos han frenado el desarrollo del municipio y le pidió al Gobierno que incluya a la comunidad en el desminado.


"Las minas antipersona son un peligro para la población civil y eso hace que tengamos poco desarrollo. Lo que me preocupa es que el proceso de desminado lo ha hecho el Gobierno sin tener en cuenta a la comunidad y a las autoridades locales", señaló José Danilo Agudelo.


En el Orejón, en Briceño, se realizó el plan piloto de desminado, pero todavía se está a la espera de la inversión, señaló el alcalde José Danilo Agudelo.


El Gobierno aseguró que para extender el desminado en otras veredas de Briceño tiene que garantizarse las condiciones de seguridad, donde hay presencia de cultivos ilícitos y bandas criminales.