Cargando contenido

Habitantes de una zona de la comuna Belén y el corregimiento Altavista, solicitan a la ONU.

Toque de queda
RCN Radio

El miedo y la angustia crecen entre la comunidad de un sector de la comuna de Belén y el corregimiento Altavista de Medellín, ante el anuncio de un supuesto toque de queda por parte de la estructura criminal “Los Chivos-Pájaros”.

Esta banda se encarga del cobro de nuevas extorsiones que para el caso de los negocios más grandes es de 500 mil pesos mensuales y los vendedores ambulantes 300 mil.

En las noches, hombres armados y encapuchados, recorren las calles y le advierten a los habitantes que es mejor que estén en sus casas para que no queden en medio del fuego cruzado.

Julio Rengifo, defensor de Derechos Humanos, dijo que estas intimidaciones han generado temor entre los residentes de los barrios: Zafra, Sucre Buenavista, Cantarrana de Belén y los sectores La Palma, Los Choleos y La Esperanza de Altavista.

“Se dan unas intimidades con un toque de queda dirigido a la comunidad en general, los transportadores y los comerciantes por parte de las bandas criminales que operan en el territorio, en este caso “Los Chivos-Pájaros”. Nos preocupa la vulneración de derechos a las comunidades más vulnerables”, dijo Renjifo.

El líder social indicó que pese a presencia del Ejército y la Policía en esta zona, persiste la confrontación entre los combos que se disputan las rentas ilícitas. Propuso que la Defensoría del Pueblo, la Personería y La ONU brinden acompañamiento a estas comunidades que están en alto riesgo.

“Es un llamado al defensor del Pueblo Nacional, Cruz Roja, Personero y Defensor regional para que nos acompañen y se le brinde toda la ayuda a las comunidades de Belén y Altavista”.

“Los Chivos- Pájaros” también cobran la llamada vacuna a los transportadores de alimentos y de materiales de construcción, así como por el parqueo de motos y carros en los territorios controlados por ellos.

Del corregimiento Altavista y de Belén Zafra se han desplazado varias familias por temor a que sus hijos sean reclutados por los combos delincuenciales.


 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido