Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Río Atrato en Murindó, Antioquia
RCN Radio

En una novela pareciera haberse convertido la presunta llegada de 150 hombres armados al municipio de Murindó, en el Urabá antioqueño.

La denuncia fue hecha hace tres semanas por el Personero de esa población, Fredy Urón, quien advirtió que los paramilitares desembarcaron a través del río Atrato. Sin embargo, una semana después, el gobernador Luis Pérez aseguró que esas denuncias "eran falsas", e incluso pidió que la Procuraduría investigara al Personero por "generar pánico".

Luego de ese "rifirrafe", la Defensoría del Pueblo confirmó que las denuncias son ciertas y advirtió que los 3 mil habitantes están en riesgo por la presencia de "paramilitares".

Al conocer esta alerta, el Personero Fredy Urón aseguró que el gobernador de Antioquia fue "irresponsable" al desestimar sus denuncias y pone en riesgo su vida y la de los pobladores.

Tras denunciar estos hechos, el Personero recibió una amenaza de muerte y tuvo que ser sacado en un Helicóptero de la Región 6 de la Policía. En su momento, el gobernador Luis Pérez aseguró que dicha denuncia no fue real y que causó pánico entre los habitantes, además de generar gastos económicos innecesarios movilizando un helicóptero artillado para sacar al funcionario hacia una zona segura.

"El Personero mandó un mensaje en las redes sociales con su voz, diciendo que habían llegado 150 hombres peligrosos que se iban a tomar a Murindó y que lo iban a matar. La Policía mandó un helicóptero para rescatarlo y resultó que no era verdad. Le he pedido a la Procuraduría que investigue este caso porque esto le cuesta mucho al Estado", dijo el Gobernador de Antioquia.

Al lanzar la alerta y confirmar la denuncia del Personero, la Defensoría del Pueblo instó a que los Ministerios de Defensa, Interior, la Gobernación de Antioquia, y la Alcaldía, "coordinen e implementen acciones para mitigar y controlar el impacto de las posibles acciones de los grupos armados".

Mientras tanto, el Personero de Murindó permanece refugiado junto a su familia por fuera del municipio, pues aseguró que teme por su vida. En su momento la Policía informó que no había pruebas sobre la llegada de los paramilitares a esa región del medio Atrato.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.