En zona rural de Puerto Berrio, Magdalena Medio antioqueño, analizan el estallido de un artefacto explosivo lanzado en la vivienda del soldado profesional Óscar Londoño Guzmán. 

El padre de dos niños de ocho y diez años falleció producto de las esquirlas, dijo su esposa, Johanna  Hincapié, al señalar que las investigaciones aún continúan con el fin de esclarecer  las causas de la muerte.

Este hecho se suma a la muerte violeta del cabo primero  Diego Fernando Albornoz, quien fue asesinado en hechos que son investigados por las autoridades en Amalfi, Nordeste de Antioquia.

Por ultimo, en la ciudad de Sincelejo, será sepultado hoy el soldado Laureano Paternina Pérez, en ataque registrado este fin de semana en Anori, Nordeste de Antioquia.