Los doce antioqueños que estaban de vacaciones en Isla Margarita viajaron cerca de seis horas, desde Táchira hasta Arauca, para lograr ingresar a Colombia por la única frontera que está abierta con Venezuela. Una de las turistas explicó que la Cancillería acompañó a los colombianos para que Venezuela entregara el sello que les permitiera cruzar la frontera.  "Estamos en territorio colombiano. Para llegar a otra frontera prácticamente atravesamos Venezuela, muy cansados con la travesía pero felices y agradecidos con Dios por llegar a la tierrita, gracias infinitas a varios venezolanos que nos orientaron", expresó la colombiana. La antioqueña, que estuvo una semana en Venezuela, contó que sentían temor por la actitud de la guardia que realizaba retenes y decomisaba la comida de los turistas. Los turistas aseguraron que en Táchira, en la frontera con Cúcuta, hay toque de queda, los comercios están cerrados, escasean los alimentos y los venezolanos especulan con los precios de las habitaciones de los hoteles.