Cargando contenido

El menor sería el responsable de activar 5 cilindros de gas contra los infantes de marina.

ELN
Menor capturado

Con una planta de energía, cinco cilindros de gas de alto poder y 300 metros de cable; presuntos guerrilleros del Frente Ernesto Che Guevara del ELN intentaron activar una carga explosiva contra un Buque y unidades fluviales de la Fuerza Naval del Pacífico, que apoya las labores de la Fuerza de Tarea Titán.

La carga explosiva estaba instalada hace una semana en El Litoral de San Juan, Chocó. Lo más preocupante es que el responsable de activar los explosivos era un menor de edad, quien tenía un radio de comunicación  a la espera de instrucciones cuando pasaran los infantes; así lo denunció el coronel Oswaldo Solano, comandante de la Brigada de Infantería de Marina Número 2. 

El menor de edad encargado de atentar contra el Buque de la Armada era conocido como alias Cristian o Chiquitín y, según las autoridades, fue reclutado hace 2 años por el ELN. Al parecer, el menor era experto en elaborar sistemas de lanzamiento de explosivos, tipo rampa, y sería el autor material del asesinato de cuatro civiles en Chocó el año anterior y de varios atentados contra infantes de marina.

Con este caso, según la Armada, se comprobó una vez más que el ELN sigue reclutando menores de edad en Chocó, no solo para apoyar movilizaciones, sino para activar explosivos y cometer homicidios. En lo que va corrido del año, 16 menores de edad habrían sido reclutados por la guerrilla en ese departamento.
 

890 personas huyeron del Bajo Cauca hacia Medellín por "presiones" de grupos armados
 

Al cumplirse dos meses del inicio del desplazamiento masivo más grave de los últimos 14 años en Antioquia, la Defensoría del Pueblo reveló que 280 familias, conformadas por 893 personas, han huido desde el Bajo Cauca hacia Medellín por temor a las "presiones" de grupos armados, principalmente el ELN y el Clan del Golfo.

El gobernador de Antioquia, Luis Pérez, confirmó que la Defensoría le entregó dichas cifras, durante el balance del desplazamiento que se vive en Cáceres, Tarazá y Caucasia. El mandatario agregó que en la región hay mil soldados, tratando de retomar el control del territorio, donde hay disputas por la hegemonía de los cultivos ilícitos.

"La Defensoría del Pueblo nos dice que 280 familias de todo el Bajo Cauca se han venido a vivir a Medellín y el Valle de Aburrá por las presiones que tuvieron de violencia, son cerca de 893 personas que han venido a la ciudad", dijo el gobernador. 

La alarmante cifra de personas que han huido del Bajo Cauca hacia la capital antioqueña se conoce una semana después de que la alcaldía de Cáceres confirmara que en la zona había desplazamientos "gota a gota", es decir, de familias que abandonaban el municipio sin informarlo a la Personería, por temor a los hechos violentos que sacuden la región.

En los últimos dos meses, 2 mil 400 personas abandonaron sus hogares en el Bajo Cauca por amenazas de grupos armados. La ofensiva militar en la región fue ordenada por el mismo presidente Juan Manuel Santos, quien pidió pacificar el territorio, donde el ELN y el Clan del Golfo también estarían reclutando extranjeros, como venezolanos y mexicanos, para apoyar las actividades ilícitas.

    
 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido