Cargando contenido

Autoridades pidieron extremar controles con los niños durante las fiestas decembrinas.

Quemador con pólvora
Quemador con pólvora
Archivo RCN Radio.

Un niño de 13 años que sufrió quemaduras de segundo grado en sus manos se convirtió en el tercer menor afectado con pólvora en Antioquia, en lo que va corrido de diciembre.

La víctima es oriunda de Bello, norte del Valle de Aburrá, resultó afectado mientras manipulaba un volador que le explotó cuando lo encendía.

La directora regional del  Instituto Colombiano de Bienestar Familia (Icbf), Zelma Patricia Roldán Tirado, aseguró que los padres podrían ser amonestados si son responsables por las quemaduras de sus hijos y pidió a las familias que lleven inmediatamente a los niños a un centro asistencial.

"Lo inicial es que el niño sea llevado de manera inmediata al hospital. Por temor a las consecuencias, los padres no pueden dejar a los hijos sin la atención médica. Uno tiene que asumir las consecuencias de sus actos", dijo la funcionaria.

Agregó que "primero hacemos un proceso de amonestación y acompañamiento a la familia, para que aprenda la lección de la pólvora. Generalmente la aprenden, pero con consecuencias nefastas por las quemaduras de los niños", señaló la funcionaria. 

Contexto: Primer fin de semana de diciembre dejó 19 quemados con pólvora en el país

Los otros dos casos ocurrieron en El Carmen de Viboral, con un joven de 16 años, y  en El Santuario, con un menor de 14. Las quemaduras fueron de primer y segundo grado, sin mayor gravedad ni amputación.

Si el defensor de Familia evidencia que al niño lesionado se le están vulnerando otros derechos, como a la salud y la educación, o es víctima de maltrato, los padres podrían perder la patria potestad.

En Antioquia hay ocho personas quemadas con artefactos pirotécnicos en diciembre, de las cuales cinco son adultos. En la misma fecha del año anterior la cifra ascendía a 13, para una reducción del 39 por ciento.

Lea además: Una bebé se intoxicó con pólvora en Medellín

Intoxicación con pólvora

En Medellín, aunque no hay niños quemados, una bebé de 10 meses se intoxicación con pólvora que habría encontrado en la calle. Malestar estomacal, vómito y diarrea fueron los síntomas que alertaron a la madre de la menor.

Los profesionales de la salud le indujeron el vómito  a la niña e identificaron que se había tragado un 'tote' o 'traqui traqui', que es altamente tóxico y podría ocasionar daños en hígado y riñones.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido