Ascendió a siete el número de personas quemadas con pólvora en Antioquia en la época decembrina, lo que representa una reducción  del 78 por ciento, comparado con 2015, cuando ya se habían reportado 31 casos.  (También puede leer: Alcaldes en Antioquia firman pacto para prevenir quemados con pólvora)

El secretario de Salud de Antioquia, Héctor Jaime Garro, explicó a RCN Radio que el hecho más reciente ocurrió en Turbo, en Urabá, donde una mujer de 21 años resultó quemada por un volador, cuando caminaba por este municipio.

"Ella iba por la vía pública cuando fue impactada por este artefacto detonante. Le afectó el muslo derecho, con quemaduras de segundo grado que, afortunadamente, no revistieron gravedad y el manejo ha sido ambulatorio", señaló.

Un niño de nueve años, que tiene compromiso en la cornea de uno de los ojos, y un adulto, con quemaduras en la mano, son los casos más graves, señaló Héctor Jaime Garro.

"Los más graves son el niño que tiene compromiso en la córnea y recibe manejo especializado en Medellín y el hombre, de 31 años, que tuvo fractura del quinto metacarpiano en la mano y traumatismo en tejidos blandos en la misma extremidad", puntualizó el funcionario.

En Medellín, Barbosa, El Carmen de Viboral, y Turbo, se han reportado los siete quemados con pólvora, de los cuales, cuatro son adultos y tres son menores de edad.