Cargando contenido

Pese a la modificación del nivel de alerta por la contingencia en Hidroituango, algunos se resisten a volver.

Puerto Valdivia
Puerto Valdivia
Foto: LA FM

Luego de la modificación de la alerta de roja a naranja en Puerto Valdivia, por lo menos 70 familias regresaron a los hogares que dejaron desde mayo de 2018, cuando el taponamiento de uno de los túneles de desviación de Hidroituango amenazaba con una avalancha y el fin de este corregimiento.  
 
Los trasteos se han realizado en los sectores Catorce, Catorce Puqui, El Quince y Playa Rico. Maryore Montoya Marín, líder de la Dirección Ambiental, Social y de Sostenibilidad de Hidroituango, indicó que todo esto se hace mientras EPM avanza en los trabajos para dejar a punto el alumbrado público, recolección de residuos sólidos y acueducto.  

Lea también: EPM negó "microsismos" en la casa de máquinas de Hidroituango.

"Estamos avanzando en las obras para brindarles seguridad a los habitantes ya que se ha establecido que el nivel de riesgo disminuyó. Muchos de ellos ya están listos para regresar", dijo la funcionaria.

Según el cálculo de EPM, son 961 los grupos familiares que están listos para regresar. Otra cosa asegura Jonás Henao, alcalde de Valdivia; según el mandatario, las condiciones no están dadas en un 100% para el retorno y la mayoría de personas encontraron mejores oportunidades en otras ciudades. 
 
El alcalde de Valdivia indicó que es muy probable que, de volverse a repoblar el corregimiento que queda a orillas del río Cauca, muchos de sus habitantes serán nuevos, pues quienes salieron evacuados ya no quieren regresar.  

Lea también: Disminuye el nivel de alerta para comunidades aguas abajo de Hidroituango.
 

Empresas Públicas de Medellín (EPM) indicó que con la modificación del nivel de alerta, podrá iniciar la reparación de la infraestructura física afectada en ese corregimiento. 

EPM calcula que Hidroituango estará listo en 2022, año en el que empezaría a generar los primeros megavatios de energía. Mientras tanto, la Fiscalía, la Procuraduría y la Contraloría avanzan en varias investigaciones penales, disciplinarias y fiscales por la adjudicación de la obra, el manejo de la contingencia y el daño ambiental.


 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido