La atención en salud, la infraestructura de las aulas, los recursos para los restaurantes escolares y la implementación de la jornada escolar única son algunas de las razones por las que, a partir de hoy 22 mil docentes, directivos y hasta personal administrativo se sumarán al paro nacional del magisterio. Jhony Zea, secretario general de Asociación de Institutores de Antioquia, aseguró que en el departamento son siete las asociaciones de maestros y directivos docentes que desde las nueve de la mañana se concentrarán en las instalaciones de Adida para exigir mejores condiciones laborales. Los profesores aseguraron que han llegado a un punto de no retorno que es impulsado, entre otras situaciones, por la mala atención en salud que reciben  en la entidad contratada por el Estado; adicional a esto, aducen que la jornada única debe replantearse si se quiere mejorar la calidad educativa en el país. Las actividades que se realizarán desde hoy, dejarán por fuera de las aulas de clase del departamento a por lo menos un millón de estudiantes que se espera que se unan al clamor de los trabajadores de la educación que incluirá conversatorios, plantones y una toma nacional de docentes que tendrá lugar en la capital del país y se extenderá por las principales ciudades.