Cargando contenido

La Alcaldía de esa ciudad aseguró que hubo irregularidades en su uso.

Vendedora Falconery Londoño.
Falconery Londoño.
Cortesía.

La vendedora Falconery Londoño encadenó su mano a uno de los módulos del Parque Berrío, centro de Medellín, donde en los últimos seis años vendió jugo, fruta y café, gracias a un permiso temporal. La protesta, que completó cuatro días, está motivada por un desalojo de espacio público.

Londoño, de 57 años, aseguró que es cabeza de hogar, vive en el corregimiento San Cristóbal de Medellín y del negocio dependen económicamente su hijo, su hermano, quien está enfermo y ella. 

Lea además: Dos mil personas fueron desplazadas en el último año en Antioquia

"Soy discapacitada, madre cabeza de hogar y desplazada por la violencia. Hace seis años, he venido ocupando este módulo con un permiso temporal. Vinieron de espacio público y me sacaron toda la mercancía porque le van a cumplir un sueño a un enfermo con cáncer y a mí me tienen en una pesadilla sin fin", dijo la mujer.

El alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle, aclaró que se detectó que algunos módulos eran arrendados por los beneficiados a otros vendedores, tercerización que está prohibida. Confirmó que el negocio será entregado a un hombre que sufre una enfermedad terminal. 

"Algunos habían vendido o alquilado ese espacio y no queremos que esto se convierta en un negocio de terceros. Lo que se va a hacer es a retirar a esa persona y se va a poner a un señor que tiene cáncer terminal y desde diciembre había pedido ese espacio como su sueño. Estamos garantizando que se utilice bien el espacio público", señaló.

Más información: Santiago Uribe cuestionó a la Fiscalía por cambiar cargos en fase final del juicio

Por mala utilización del módulo, un Juzgado de Medellín ordenó a Falconery Londoño desalojarlo; dos tutelas fallaron en su contra y fue sancionada por el Código de Policía. Este medio conoció que tres veces se le negó la renovación del permiso y no tenía autorización para manipular alimentos. Tres módulos fueron recuperados. 

La mujer está incluida en el Registro Único de Víctimas (RUV) por dos hechos victimizantes: homicidio y desplazamiento forzado. Actualmente, sufre de artrosis, enfermedad que le dificulta la movilidad. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido