Según la Gobernación, los extranjeros estarían moviendo armas en motos hurtadas.

Una grave advertencia lanzó la Gobernación de Antioquia sobre la posible llegada de venezolanos a Cáceres, en el Bajo Cauca, para la presunta comisión de delitos. En este lugar se afronta una crisis humanitaria hace dos meses, pues dos mil 100 personas se han desplazado por combates entre el Clan del Golfo y el ELN.

La secretaria de Gobierno de Antioquia, Victoria Eugenia Ramírez, explicó que los venezolanos estarían siendo reclutados por la banda criminal, aprovechando su condición de vulnerabilidad. Algunos venezolanos ya fueron sorprendidos manejando motocicletas reportadas como hurtadas, se investiga si en estos vehículos están moviendo armas de fuego para el conflicto que se libra en la región.

"Hemos encontrado venezolanos en motos hurtadas, estarían siendo reclutados por su vulnerabilidad, estarían siendo instrumentalizados. En esa zona hay seis fiscales especializados, aumentamos los controles, las requisas a personas, los procedimientos para que retorne la tranquilidad".

Por la presunta instrumentalización de venezolanos en Cáceres, las autoridades reforzarán los controles con ayuda de Migración Colombia. La secretaria de gobierno agregó que los extranjeros que sean sorprendidos en estas actividades serán deportados a Venezuela, de donde siguen saliendo de forma masiva.

En el vecino municipio de Caucasia la policía capturó a dos ciudadanos mexicanos en los últimos días, quienes al parecer también estaban trabajando para el Clan del Golfo. En esa zona del Bajo Cauca se afronta el desplazamiento más grave en Antioquia de los últimos 14 años, debido a los enfrentamientos para controlar los cultivos de uso ilícito.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido