Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Víctimas en Antioquia celebraron vinculación del enfoque de género en acuerdos de paz

De Izq. a der: Luiza Carvalho, dra. regional para América Latina y el Caribe; ministra María Ángela Holguín; Phumzile Mlambo-Ngcuka, directora para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer; María Paulina Riveros, plenipotenciaria del Gobierno; María Emma Mejía, Embajadora ante la ONU y Belén Sanz, representante de ONU Mujeres Colombia / Foto Colprensa-Omar Nieto.

La inclusión de las mujeres y la población Lgtbi, ya no es un tema pendiente en la mesa de negoción en La Habana, Cuba, pues el Gobierno y las Farc, acordaron darles garantías de participación y vinculación del enfoque de género en los acuerdos de paz.


Al respecto, la presidente de Madres de la Candelaria, Teresita Gaviria, dijo que pensar en las mujeres es hablar de paz y más si se tiene en cuenta que la población femenina tiene el mayor número de víctimas en Colombia. Destacó que la equidad de género, para tratar temas de violencia sexual debe ser uno de los punto más importantes en los acuerdos de paz.


"Que en este punto hayan incluido la equidad de género me parece muy importante, pues la mayoría de las víctimas en el país somos mujeres y sin duda, hemos sido las más maltratadas. Es necesario que todos seamos incluidos para hablar de una verdadera paz".


Teresita Gaviria, quien viajó en una delegación de víctimas a Cuba, reiteró que con esos acuerdos, es necesario que el Gobierno abra mayores y mejores espacios a las mujeres que han sido violentadas con el fin de que sean escuchadas y aceptadas en la sociedad sin ningún reparo.


Este acuerdo, quedó pactado en un documento que entre entra otras cosas, incluye esta perspectiva como un tema de igualdad. No se trata de sobrevalorar poblaciones específicas, sino que en la implementación del Acuerdo General y en el desarrollo de los programas de construcción de la paz, hombres, mujeres, homosexuales, heterosexuales y personas con identidad diversa, participen y se beneficien en igualdad de condiciones.


Finalmente, el Gobierno y las Farc, consideraron la visión en materia de género va más allá de un cambio en el lenguaje, que debe ser incluyente y no sexista.