Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Víctimas de Bojayá reclaman una disculpa del Gobierno tras quince años de la masacre

Foto: AFP


A pesar de que el dolor y el rencor se han desvanecido un poco tras aquel 2 de mayo de 2002 cuando la guerrilla de las Farc atentó con cilindros bombas la iglesia de Bojayá, las víctimas  aún reclaman que el Gobierno Nacional pida perdón por esta masacre que dejó unas 119 personas fallecidas.

Uno de sus sobrevivientes y resilientes es el padre Antún Ramos, hoy sacerdote de la Diócesis de Quibdó pero que hace quince años oficiaba en esa catedral que fue derrumbada con el ataque de las Farc como parte de la disputa que mantenía con los paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia, de las que hoy el Ejecutivo asegura desaparecieron.

El religioso sostuvo a RCN Radio que si bien esos grupos armados perpetraron esta masacre, la Iglesia hizo días antes de ese 2002 varias alertas sobre lo que podría suceder, a lo que el Gobierno hizo caso omiso. Lo que también lo hace responsable y debe pedirle perdón al pueblo chocoano de Bojayá.


El padre Antún aseguró que el pueblo aún se repone de su dolor con la fortaleza que mantiene, pero también requiere la indemnización que hoy le ha llegado a pocas víctimas.


En el marco de la conmemoración de esta tragedia, el director de la Unidad de Víctimas, Alan Jara, y ministros del Gabinete Santos visitarán hoy a Bojayá, donde las víctimas reclamarán las deudas que aún tiene el Estado y exigirán las disculpas que así como lo hizo las Farc la debe dar el Gobierno.