Las cinco personas asesinadas habían salido de Medellín a una "cita de negocios".

La masacre cometida en la vereda El Pescadito de Vegachí, en el Noreste de Antioquia, sería una retaliación por la venta de estupefacientes. Las primeras investigaciones de la policía permitieron establecer que las cinco personas asesinadas con tiros de gracia provenían de Medellín, todas tenían antecedentes judiciales por distintos delitos.

El coronel Uriel Mauricio Mariño, subcomandante encargado de la Policía Antioquia, explicó que entre las anotaciones hay delitos por tráfico y porte de estupefacientes, uso de documentos falsos y hasta inasistencia alimentaria. Las víctimas habrían salido desde Medellín hacia Vegachí para realizar "negocios", presuntamente ilegales.

"Luego de la llegada de la policía judicial a la zona, se encontraron los cuerpos a 50 metros del vehículo en que viajaban, tienen edades entre los 24 y 51 años, tenían antecedentes por estupefacientes (...) Al parecer salieron de Medellín a realizar negocios".

La secretaria de Gobierno de Antioquia, Victoria Eugenia Ramírez, aclaró que los víctimas no fueron incinerados junto al vehículo en que se movilizaban, sino que estaban en alto estado de descomposición, pues habían sido asesinadas hace 3 días. Agregó que la Fuerza Aérea trasladará hoy los cuerpos a Medellín para la identificación.

Por ahora, las autoridades no establecen quiénes son los autores de la masacre, pues en el sitio delinquen el ELN, el Clan del Golfo y hasta disidencias de las Farc. 

En el mismo sector, el 12 de diciembre de 2014, fueron asesinadas con tiros de gracia, cinco mujeres y dos hombres, algunos de ellos, familiares de los exjefes paramilitares, Daniel Y Fredy Rendón Herrera. Dos de las víctimas eran menores de edad. Esa masacre fue atribuida al ELN.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido