Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Víctimas de la "Chinita" no se sienten representados con delegación que estuvo en Cuba

Mesa de conversaciones de La Habana, Cuba / Foto AFP


Líderes de la Asociación de Víctimas de Apartadó y la Junta de Acción Comunal del barrio Obrero, rechazaron el viaje a Cuba, de tres mujeres para reunirse con delegados de las Farc, en busca de la reparación efectiva, por la masacre de La Chinita, como era conocido el sector donde murieron 35 personas, durante una fiesta popular, el 23 de enero de 1994.


El presidente de la Asociación, Ciro Abadía, quien perdió a varios familiares en ese ataque, dijo que los jefes de las Farc, deben pedir perdón y brindar acompañamiento en el proceso de reconciliación con los 35 mil habitantes del barrio Obrero, afectados por numerosas acciones violentas de la guerrilla, como las masacres del Bajo del Oso y Osaka.


"Deben venir a pedir perdón a las víctimas y cómo vamos a trabajar el tema de la reparación, porque hoy se basa en unos proyectos que se elaboraron en el plan de reparación colectiva. Cómo va a hacer ese acompañamiento de las Farc en los procesos", aseguró el líder.


Recordó el líder cívico, que aunque los sobrevivientes de la matanza La Chinita, recibieron la reparación colectiva, después de  22 años, las familias viven en extrema pobreza  y sus derechos siguen siendo vulnerados.


La Chinita era una finca invadida por desmovilizados del Ejército Popular de Liberación, EPL, que se convirtieron en el movimiento Político, Esperanza, Paz y Libertad, en 1991, cuando entregaron las armas. Desde entonces, fueron blanco de las Farc, en la lucha por el control territorial en Urabá.  En la masacre solo murieron dos reinsertados.