El candidato del Partido Liberal aseguró que este tipo de comportamientos no le aportan nada al país.   

El candidato Humberto de la Calle Lombana adelanta en Medellín una gira de su campaña a la Presidencia, donde expresó su preocupación por la crisis en Venezuela y su incidencia en Colombia, además de la falta de compromiso del ELN en las negociaciones de Quito (Ecuador). 

El dirigente liberal aprovechó un acto público con estudiantes del Politécnico Jaime Isaza Cadavid, para recordarle al candidato Germán Vargas Lleras su polémico trato con los escoltas. Recalcó que él sí trata con respeto y humildad a los colaboradores. 

"Yo no trato a mis subalternos a punta de coscorrones. Me parece que el exceso de centralismo y arbitrariedad no le convienen a Colombia. Vamos a tener conflictos sociales. Esto no es que estemos en medio de ríos de leche y miel. Habrá confrontación social porque hay inmensas necesidades", dijo De la Calle. 

De la Calle reiteró que es necesario llevar a Nicolás Maduro a la Corte Penal Internacional por su sistemática violación de Derechos Humanos. Dijo que la "dictadura" de Venezuela es un problema para Colombia y el continente. 

"Hay que llevar a Maduro a la Corte Penal Internacional, es un dictador que está violando los Derechos Humanos y es un gran fracaso para el pueblo venezolano. El método jurídico para lograr un cambio es a través de la CPI", señaló el candidato Liberal. 

Durante la actividad proselitista, De la Calle estuvo acompañado de su fórmula vicepresidencial, Clara López Obregó, y del exministro del Interior, Juan Fernando Cristo.  Se reunirá, además, con estudiantes de la Universidad Eafit de Medellín y visitará el municipio de Rionegro, Oriente antioqueño. 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido