La decisión que tomó el Consejo Superior de la Judicatura contra la magistrada Nelly Yolanda Villamizar de Peñaranda, generó que empresarios mineros, ambientalistas, finqueros, veedores del Río Bogotá y dirigentes políticos anunciaran plantón ante el Consejo de Estado.

Al plantón, citado para el martes 2 de mayo a las nueve de la mañana, se espera que asistan más de 250 representantes de empresas, entidades municipales y órganos de control. El motivo principal, anunciado por los participantes del plantón, es la decisión de suspender a la magistrada de su cargo por un año, al parecer por haber denunciado un acto de corrupción.

La magistrada Villamizar ha trabajado durante los últimos 17 años por los derechos del Río Bogotá, solicitando un proceso de saneamiento y recuperación de su cuenca y sus afluentes, y buscando que entidades del Estado, empresarios y organizaciones ciudadanas trabajen de manera articulada en temas de protección y cuidado ambiental.

Para Patricia Castañeda, vocera de los mineros de la cuenca alta del Río Bogotá, la magistrada Villamizar "ha venido haciendo un proceso de descontamianción de los ríos, no desde el escritorio, sino desde las áreas afectadas" y con esta suspensión "se afecta el proceso de limpieza de los ríos".

El trabajo realizado por Villamizar, se ha visto reflejado en el programa que organizó para visitar cada uno de los factores contaminantes del Río Bogotá, después de conocerse la sentencia del 2014 de Consejo de Estado que obligaba a 72 entidades, incluidos 46 municipios y seis ministerios, de iniciar el proceso de descontaminación de este río, considerado como el más sucio del país.