Cargando contenido

La actividad hace parte de un performance denominado 'Congelando la Vida'.

Este joven cartagenero viene realizando a través de sus obras un ejercicio de rechazo por el asesinato de líderes sociales.
Cortesía.

Alí Majul, es un artista de performance cartagenero que ha puesto nuevamente en escena su preocupación sobre la vulneración de derechos que enfrentan los líderes sociales en Colombia.

Este joven de 24 años de edad, estudiante de comunicación social, ha emprendido en los últimos cinco años una cruzada artística con la que envía un mensaje claro y disiente sobre la delicada situación política y social del país.

En su más reciente obra titulada 'Congelando la Vida', representó el dolor de los líderes sociales amenazados y asesinados, irónicamente, tras la firma del acuerdo de paz que puso fin a más de 50 años de conflicto.

Majul solo necesitó de una “ponchera llena de hielo” en la que estuvo sentado complemente desnudo por cerca de una hora, para narrar desde su propio sufrimiento, el drama que afrontan aquellos que defienden a las comunidades y que por la falta de garantías del Gobierno, están perdiendo la vida.

“La acción consistía en dos momentos. Leía cada uno de los nombres de los líderes sociales asesinados, me colocaba de pie y me volvía a sentar. Estaba sujetado, era lo más complejo, al techo con la bandera. Era como si la bandera me estuviese ahorcando porque quería narrarla asfixia que provoca el Estado, que también es responsable del asesinato de los líderes”, expresó. 

Explicó que con la utilización del hielo que en su cuerpo provocó sufrimiento y luego adormecimiento, buscaba precisamente demostrar como el país se estuviese “congelado” o “anestesiando” frente a los crímenes de los líderes sociales, donde la cifra va en aumento.

“Hablamos de la lucha que tienen los líderes sociales en Colombia y en toda la región, pero parece que se congelara la vida, se congelara el tiempo, se congelara una resistencia como tal”, apuntó.

La situación de los líderes sociales ya había hecho que Majul, en otro performance denominado ‘Memorias’, se tatuara a lo largo de su columna una serie de puntos negros por cada una de estas personas asesinadas en el país y que ya se ubica en 343, según un reciente informe de la Defensoría del Pueblo.

“A mí no me gustaría seguir haciendo este conteo o seguir tatuándome la espalda, pero es un hecho que indica, es como una inserción a un conteo, donde se revoca una sistematicidad. Yo reúno estos elementos semióticos para retar un poco lo que pasa en el país”, manifestó. 

'Congelando la Vida' se presentará próximamente en el Distrito Federal de México y en la ciudad de Barranquilla, como parte de una serie de actividades que Majul viene trabajando en compañía de un colectivo de jóvenes artistas de diferentes partes de América Latina.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido