Cargando contenido

Presentación nuevo partido de las Farc. Foto: Colprensa



La Misión de la ONU en Colombia condenó el asesinato de Wilman Asprilla Allim y Ansel Montoya Ibarra, integrantes de la Farc y que eran miembros de la campaña de adelanta el también miembro de esa colectividad Wilmar de Jesús Cartagena Durango.

A través de un comunicado la ONU aseguró que el gobierno y autoridades no deben escatimar esfuerzos para dar con los responsables de este hecho que se presentó en Antioquia. (Lea aquí: Candidato de Farc había denunciado amenazas antes del asesinato de sus miembros de campaña)

De igual forma el organismo multilateral indicó que lo sucedido con estos miembros del grupo político representa el primer atentado mortal en el marco del proceso electoral de 2018.

Hizo un llamado a tomar las medidas necesarias para garantizar la integridad de quienes participan en el proceso político. (Lea: Gobierno garantizará protección al partido político Farc tras amenazas a su sede política)

“La Misión exhorta a que se tomen todas las medidas necesarias para garantizar el libre ejercicio de los derechos políticos durante el proceso electoral”, indicó la ONU.

Por último el comunicado agrega que “en las zonas más afectadas por el conflicto y en el marco de su mandato, la Misión prestará particular atención a las garantías de seguridad para todos los participantes de la contienda electoral independientemente de su afiliación política”.

Por su parte El candidato a la Cámara por el partido de la Farc, Wilman de Jesús Cartagena, aseguró que los dos hombres de este grupo asesinados ya habían recibido amenazas por parte de disidencias.

En diálogo con RCN Radio Wilman de Jesús Cartagena expresó que previamente ya se había instaurado las respectivas denuncias sobre las amenazas que recibían por parte de rebeldes de las Farc.

“Por el momento yo no tengo protección, lo hemos solicitado pero el Gobierno ha sido incapaz de asumir el compromiso del acuerdo de paz, entonces no ha sido posible que algunos líderes nuestros y también líderes de organizaciones sociales tengamos garantías de seguridad”, expresó.

El político agregó que “eso nos obliga a que tenemos que asumir riesgos con nuestras propias vidas, pero eso no es obstáculo para sacar adelante nuestros compromisos”.

Según Cartagena, ha denunciado también ante las autoridades amenazas en su contra.