Álvaro Gómez Hurtado / Foto AFP

http://media.rcn.com.co/audios/rcnradio/HnoAlvaroGomezHurtadoJul21.mp3 Enrique Gómez Martínez dijo que ese hecho representa un nuevo crimen de la mafia colombiana.   Enrique Gómez Martínez, apoderado de la familia de Álvaro Gómez, dijo que con el asesinato de Ignacio Londoño se pierde otra pieza clave que hubiera servido para esclarecer el asesinato del dirigente político. En diálogo con RCN La Radio, Gómez Martínez afirmó que durante las investigaciones por el caso Gómez Hurtado, Londoño siempre se encargó de obstruir el buen desarrollo del proceso. Además aseguró que hay muchas evidencias de que Ignacio Londoño tuvo fuertes nexos con las mafias del narcotráfico. "Tenemos un conjunto de testigos y evidencias provenientes de diferentes casos. José Ignacio Londoño era miembro de esa organización criminal (del Cartel del Norte del Valle) y un gestor de corrupción. Son unas pruebas que vienen de unos 35 testimonios", dijo Gómez. Por otro lado, Gómez lanzó fuertes señalamientos contra el fiscal Eduardo Montealegre, a quién tildó como un dilatador del proceso. "La impunidad la había garantizado el fiscal Eduardo Montealegre, pero ahora si con toda seguridad avanzar en este caso va ha ser imposible (…) aparte de que eso ya está prescrito, por más plazo que quede hasta noviembre no haya ningún escenario procesal en el que esa investigación pueda traducirse en una resolución de acusación porque esto duerme hoy el sueño de los justos" tras la muerte de Ignacio Londoño, manifestó el abogado Agregó que: "Ese caso ya estaba muerto y enterrado desde antes. Muchos en la clase política colombiana quedan muy tranquilos hoy". Londoño Zabala era candidato a la Alcaldía de Cartago, Valle, y fue asesinado en horas del domingo, en medio de una balacera que dejó varios heridos en su sede de campaña en esta localidad.