Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Venezolanos en Bogotá
RCNRADIO

La jornada de ‘abrazatón’ en solidaridad con los ciudadanos venezolanos inició a las once de la mañana de este sábado en las principales capitales del país, Bogotá, Cali, Medellín y Cúcuta (En Barranquilla la jornada estaba programada para las 4 de la tarde), la iniciativa contó con una importante afluencia de ciudadanos de ambos países en los lugares donde se realizó.

Cabe resaltar que la iniciativa fue liderada por el movimiento ciudadano  ‘El Derecho a No Obedecer’, con el apoyo de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Somos Panas Colombia y la Fundación Plan.

Bogotá cumplió con la jornada de ‘abrazatón’

En medio de la profunda crisis humanitaria que atraviesan los ciudadanos venezolanos que están asentados frente a la terminal del  Salitre, un grupo de personas se acercó hasta este punto de la ciudad para realizar una jornada de ‘abrazatón’

El objetivo del encuentro, según sus organizadores, era combatir la xenofobia, estrechar los lazos de hermandad y generar mayor empatía entre ambos países. 

"Todo esto va a pasar, volveremos con la cabeza por lo alto", señaló la ciudadana venezolana  Jofrana Rodríguez, quien participó de esta iniciativa, para ella este tipo de espacios brindan esperanza. 

Según la Secretaría de Integración Social, en este campamento viven más de 392 ciudadanos venezolanos, 48 son menores de edad, de los cuales 29 son menores de 6 años. También se identificaron 242 hombres y 102 mujeres. 

"Demasiado maravilloso, somos dos mundos en uno solo, desde aquí quiero darles las gracias", dice María Ángeles, quien entre lagrimas recordó los duros momentos que ha tenido que vivir tras salir huyendo de  Venezuela.

"Este abrazo me llena de felicidad, siempre es bueno que alguien te abrace y te diga que todo va estar bien" dijo la mujer venezolana.

La jornada estuvo acompañada igualmente de una ‘twitteratón’ a través de los hashtags #TuBanderaEsMiBandera y #SomosPanasColombia.

 

'Abrazatón' entre venezolanos y colombianos en Cúcuta

En el puente Internacional Simón Bolívar que une a Colombia con Venezuela, miles de ciudadanos del vecino país fueron recibidos por parte de un grupo de cucuteños con manillas, abrazos y mensajes de solidaridad.  

La señora Doris Parica, quien cruza constantemente el Puente Internacional, indicó que nunca antes había sentido tanta hermandad entre ambos países.  

"Yo todos los días paso por acá, es algo normal. Pero hoy fue una sensación diferente. Me siento muy orgullosa de esta tierra que nos ha recibido como hijos de Colombia, queremos que nos amen y nos quieran" adujo.  

Grupos musicales de ambos países, entonaron los himnos nacionales, lo que generó  una sensación de nostalgia para los miles de venezolanos que participaron de la Abrazatón.  

"Me duele el alma salir de mi país, y escuchar esas canciones, pero me dan fuerza para saber que pronto mi país será libre y de antemano darle las gracias a Colombia que es nuestro segundo hogar"  dijo la mujer venezolana.  

Lilibeth Villamizar, coordinadora local de la iniciativa ciudadana El Derecho a No Obedecer, quien hizo parte de esta jornada, indicó que el mensaje es erradicar el fenómeno de xenofobia en el país. 

En Cali también se realizó jornada de ‘abrazatón’

En inmediaciones de la terminal de pasajeros de Cali, se cumplió la jornada del ‘Abrazatón’, evento realizado por la campaña ‘Somos Panas’ de Acnur Colombia que busca llevar una voz solidariad a los cerca de mil venezolanos que se encuentran en la capital vallecaucana.

Jhon Freddy Bustos, uno de los coordinadores de la ‘Abrazatón’, precisó que más que  alimentos, se entregaron mensajes para levantar el ánimo de los ciudadanos venezolanos que sobreviven en esta ciudad, en condiciones lamentables.

Esta ‘Abrazatón’ no consiste sólo en darle un abrazo físico a estas personas, sino en llenarlos de mensajes de solidaridad, hablar con ellos, preguntarles qué necesitan, cómo podemos ayudar y buscar con instituciones como Acnur, Arquidiócesis de Cali y otras organizaciones que se han sumado, un apoyo mayor a todas estas personas” afirmó Bustos.

La capital vallecaucana es una de las ciudades de mayor concentración de venezolanos, teniendo en cuenta el cierre de fronteras de países vecinos como Ecuador que los obliga a regresarse a esta zona del suroccidente del país.

Entre los colaboradores de esta jornada que se realizó simultáneamente en otras ciudades, se encontraban venezolanos radicados en Cali que por fortuna tienen un empleo estable y quienes pidieron a los caleños tender una mano solidaria a sus compatriotas, sin discriminarlos.

Tamara Cobo se encuentra radicada con su esposo en Cali desde hace cuatro años. Decidieron establecerse en esta ciudad y empezar de nuevo con un local de productos de ferretería, lugar donde le han ofrecido empleo a sus connacionales.

Estoy recibiéndolos, abrazándolos y oyéndolos. Seguiremos apoyándolos y buscando ayuda, sabemos que los colombianos nos están dando la mano, pero es terrible ver cómo llegan las familias sin nada”, afirmó.

Durante la Abrazatón se recolectaron algunos datos de los migrantes venezolanos que serán enviados a la Arquidiócesis de Cali que tiene como proyecto a mediano plazo, abrir un albergue que acoja a estas personas, entre las que se encuentran niños y adultos mayores.

Según la administración municipal, a Cali han llegado cerca de 40.000 venezolanos este año, algunos de ellos han permanecido por algunos días de tránsito en esta ciudad, mientras que otros se han radicado definitivamente.

Con ‘abrazatón’, venezolanos y colombianos en Medellín rechazaron la xenofobia

Las lágrimas de los migrantes y refugiados venezolanos que hoy lloran por la tristeza de haber abandonado a su país, familia y sueños, fueron secadas por colombianos solidarios quienes se unieron a la jornada de ‘abrazatón’ nacional en Medellín.

En la plazuela San Ignacio, centro de la capital antioqueña, la bandera de Venezuela fue colgada a un árbol y en papeles de colores, los colombianos escribieron mensajes como: “mi bandera es tu bandera”, “somos una sola raza” y “no son mendigos ni ladrones, son nuestros hermanos”.

En medio de lágrimas, colombianos y venezolanos se dieron un fuerte abrazo y unidos en una sola voz gritaron: ¡paz y libertad!. Entre tanto, el abrazo estuvo acompaño de las letras y el ritmo de la música colombiana.

Geraldine Gómez, quien lleva cerca de un año y medio viviendo en Medellín, dijo que le tocó salir de casa con las manos vacías, pues tener que dejar a su madre y hermanos es vivir en una eterna tristeza. Según ella llegó a Medellín donde ha encontrado personas buenas que la han ayudado a salir adelante.

Sin embargo, el panorama para Sandra otra ciudadana venezolana que llegó a la capital antioqueña es totalmente distinto,  dijo que vive prácticamente en la calle, pues a veces no tiene con qué pagar la habitación en la que pasará la noche. Dijo que “he vivido momentos duros, me he sentido herida, maltratada. Muchos nos dicen que todo lo queremos gratis y fácil”.

Ella, aprovechó la ‘abrazatón’ para pedirle a los colombianos que los juzgan que antes de hacerlo,  se cuestionen y piensen en si en verdad es tan fácil dejarlo todo y empezar de cero en un país ajeno, en el que no se conoce a nadie. Mientras tanto, ella se las ingenia para ganarse la vida vendiendo jugos en los semáforos de las calles del Centro de Medellín.

Según sus organizadores, la Abrazatón busca combatir la xenofobia en la ciudad y estrechar los lazos de hermandad entre ambos países.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.