Cargando contenido

El Estado le pidió perdón a mujer lesbiana a quien le vulneraron sus derechos. Foto: RCN Radio

La cárcel El Buen Pastor, en Bogotá, fue el sitio donde el Estado colombiano le pidió perdón públicamente a Marta Álvarez, la mujer lesbiana a quien le vulneraron sistemáticamente sus derechos humanos al no permitirle la visita íntima.

Con aplausos fue recibida Marta Álvarez por las reclusas del Buen Pastor, quienes le tejieron la bandera multicolor de la comunidad LGBT que colgaba en el escenario. Recibieron a una mujer ya madura, que pasó buena parte de su juventud tras las rejas y estigmatizada por su opción sexual y que volvió altiva tras 23 años de lucha.



Marta sufrió 17 traslados de cárcel y parecía que cada vez que exigía la visita íntima se deshacían de ella. Antes de la ceremonia tuvo tiempo para recordar algunos de los vejámenes de los que fue víctima.



Ya en la ceremonia habló su abogada y amiga Marta Tamayo sobre la responsabilidades, las acciones y las omisiones que llevaron a este punto al estado colombiano.



También estuvo Marcela Sánchez directora de Colombia Diversa que sin pelos en la lengua dijo que el estado colombiano debe pedirle perdón a todos los LGBT discriminados.



La esperada petición de perdón pública del estado se reveló en la voz del Ministro de Justicia Enrique Gil Botero.



A cada reclusa se le regaló un ejemplar del libro de Marta llamado Mi Historia la Cuento Yo, todas ellas celebraron el hito histórico.



Finalmente Marta Álvarez no dudó en decir que lo que pudo lograr, es un legado



Así se vivió en Bogotá el que se constituye como el primer caso en el mundo en el que se reivindica el derecho de sentir amor por alguien del mismo sexo y expresarlo en un centro de reclusión.

[gallery ids="428400,428401,428402,428403,428404"]