Asoenergía, gremio de los grandes consumidores de energía, celebró la designación de Germán Arce como nuevo ministro de Minas y Energía, al tiempo que planteó 4 grandes temas que debería tener en cuenta el nuevo jefe de esta cartera. Entre ellos, Asoenergía plantea que debe reducirse los costos que hoy tiene el sistema de respaldo de generación eléctrica, diseñado para afrontar coyunturas de baja hidrología. "La crisis del Niño demostró que las termoeléctricas aportaron la energía necesaria, pero a costa de un aumento significativo en los costos para los consumidores y de gran incertidumbre sobre su capacidad económica para responder por los compromisos de energía en firme", señala el gremio. Expresa que un primer paso en este sentido debe ser la expedición, rápida y definitiva, de la resolución Creg 109, en la cual se estipula que se asignará el cargo por confiabilidad en función de la eficiencia de las plantas. Asoenergía indica que el nuevo ministro debería liderar una vigilancia rigurosa de los recursos del cargo por confiabilidad, para que estos se utilicen exclusivamente para responder por las obligaciones de suministro de energía cuando las condiciones climáticas lo requieran. "Es necesario establecer garantías y sanciones que sean verdaderamente disuasivas de incumplimientos de las obligaciones adquiridas", sostiene la agremiación. Señala también que es necesario realizar subastas adicionales para incorporar nuevas plantas hidroeléctricas y de carbón, hasta que se aporten como mínimo 2.000 MW adicionales de energía de bajo costo. Por último, el gremio ofreció al nuevo ministro, "el concurso desprevenido en las discusiones que en adelante tengan lugar en aras de contribuir a la construcción de un sistema eléctrico más confiable y competitivo para Colombia".