Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Asonada en el hospital de San Andrés puso en riesgo la vida de personal médico y pacientes

Vándalos enfrentados destruyeron puertas y ventanas del hospital, en una confrontación que inició en el Centro de Eventos Orange Hill, donde se llevó a cabo una fiesta pública o baile de champeta, con un pickup traído desde la ciudad de Cartagena

Cinco (5) personas que resultaron heridas fueron llevadas a la sala de urgencias del hospital y tras ellos, una avalancha de desadaptados sociales, que a punta de piedras, palos, y hasta punzones, ingresaron abruptamente destruyendo parte de la infraestructura del centro asistencial, poniendo en peligro la vida de los pacientes, visitantes y todas las personas que se encontraban allí en busca de atención médica.

Una iracunda mujer con tijera en mano apuñaló en el muslo a un hombre en camilla que aguardaba ser atendido de varias heridas.

Esta es una más de las arremetidas de los violentos al hospital departamental, quedando expuesta la vida de médicos, enfermeras, personal de guardia y todo el personal que labora en esta área, sin que se hayan tomado medidas concretas para proteger el centro asistencial.

Las personas que resultaron heridas con armas blancas fueron identificadas como Ismael Edison Gambia, Armando Zúñiga, Yesid Zúñiga y Cris McLean Mitchell.

Los patrulleros de la policía, Mario Orozco Avilés, con herida abierta en el fémur de la pierna derecha; y Diego Pérez Ortiz, con posibles fracturas de miembros inferiores y superiores, accidentados cuando se aprestaban a atender la situación, reciben atención médica.