Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Ataques de abejas africanizadas en varias regiones amenaza la salud pública

Los ataques de las abejas africanizadas prenden las alarmas en varias regiones del país, las autoridades consideran que las picaduras de esta especie están generando un problema de salud pública.

Foto: RCN Radio Cali


Los ataques de las abejas africanizadas prenden las alarmas en varias regiones del país, las autoridades consideran que las picaduras de esta especie están generando un problema de salud pública.


En Bolívar, Sucre y Risaralda suman más de mil casos de personas atacadas por abejas en lo que va corrido del año.



Sucre


Las autoridades departamentales no tienen datos claros ni protocolos definidos para su atención de los ataques, que por estos días son frecuentes y cada año cobran víctimas mortales.


En Sincelejo, el cuerpo de bomberos reporta 91 casos de ataques de abejas. Un adulto mayor fue hospitalizado tras múltiples picaduras, dijo a RCN Radio Daniel Esquivel, comandante del cuerpo de bomberos de Sincelejo.


Este martes 2 de mayo Juan Santero de La Cruz y su burro, murieron en San Antonio de Palmito, tras el ataque de las abejas.


Alberto Santero, hijo de la víctima dijo que el anciano murió tratando de salvar al animal, que era atacado por un enjambre.


En el resto de municipios ocurre igual, no hay datos, pero si se han registrado ataques, tal es el caso de Coveñas donde los bomberos han atendido más de 100 ataques de este tipo.


De acuerdo con Jader Díaz, comandante del cuerpo de bomberos en Coveñas, son muy frecuentes estos ataques a personas, pero también a animales domésticos como burros, gallinas y perros.


Aunque el sistema de salud en Sucre atiende a los afectados, no existe un protocolo específico para estos casos y la Dirección de Gestión del Riesgo manifiesta no tener información de casos ni está bajo su responsabilidad la atención al problema.



Bolívar


Durante este 2017 se han atendido 1.129 emergencias por ataques de abejas africanizadas. Hasta el momento no se han reportado víctimas fatales, sin embargo, hay preocupación por este hecho.


El sargento José Magallanes, comandante del Cuerpo de Bomberos, explicó que los vientos fuertes y la oleada de calor hacen incrementar la presencia de estos insectos puesto que son condiciones propicias para hacer sus enjambres y crear sus panales:


“En estos momentos los cambios de temperaturas son los que han originado esa migración hacia la ciudad. Esperemos que para la presencia de las temporadas de lluvias ellas emigren hacia otros lugares porque las comunidades están bastante alarmadas porque las abejas se presentan en cualquier momento y en cualquier lugar”.


Entre cinco y 10 casos es el reporte diario por causa de la picadura de estos insectos. Uno de los casos se presentó dentro de un bus de Transcaribe donde el vehículo tuvo que ser evacuado de emergencia. También se han presentado en terrazas de viviendas, en tiendas y colegios.


Difícil experiencia es ser atacado por una abeja, así lo relata un afectado: “Al parecer alguien molestó las abejas y yo no sabía así que solo sentí el pinchazo, sentí la primera picada y salí corriendo. Eso se te pega como hormiga porque uno no puede quitársela y si se mata es peor porque parece que ellas entendieran y las demás se te pegan. La picadura me produjo un fuerte dolor de cabeza”.



Risaralda


En el 50% de los municipios de Risaralda las autoridades de salud tienen registros de casos de ataques de abejas africanizadas, pese al importante papel ecológico de las abejas, en este departamento se han convertido en un problema de salud pública.


De acuerdo con las estadísticas oficiales, en lo corrido del presente año se han registrado en siete municipios de Risaralda, diez ataques de abejas africanizadas, que han dejado 61 personas picadas, siendo el hecho más recordado, el que se presentó en marzo pasado en una institución educativa de Santa Rosa de Cabal, donde 52 personas fueron picadas.


Según la Secretaria de Salud de Risaralda, Olga Lucía Hoyos, los ataques y la atención de personas picadas por las abejas se han convertido en un problema de salud pública.


"No tenemos inconvenientes en la disponibilidad para atender en el momento que una persone resulte afectada en Risaralda, porque tenemos el antídoto. Pero lo complejo es cuando tenemos diferentes personas picadas y el estado de salud de alguna de ellas tenga de base una alergia que complique su estado, de allí a que se vuelve un problema de salud pública por que compromete la vida", anotó Hoyos.


Pese al peligro que representan para la salud humana, la Bióloga Miriam Salazar, consultada por RCN Radio, asegura que desde la parte ecológica las abejas cumplen un papel fundamental para la sobrevivencia del ser humano.


"Las abejas en su papel de polinizadoras se encargan de garantizar la diversidad genética de nuestros cultivos, de muchos de los cultivos agrícolas de los cuales depende nuestro alimento diario. Cuando hay algún impacto sobre las poblaciones de abejas, las plantas se quedan sin quien transporte el polen de una planta a otra", explicó Salazar.