Foto: Colprensa



Según los recientes reportes de las autoridades en Cali, Medellín, Barranquilla y Bogotá, aunque han disminuido los homicidios, han aumentado notablemente los casos de hurto, fleteo, y sicariato.

La ciudad de Cali cerró el 2017 con una cifra de 14.737 denuncias de hurtos a personas. De este balance, 4.378 corresponden a casos de fleteos denunciados por las víctimas, la mayoría de los asaltos en esta capital se dieron en el transporte público como el MIO con el llamado cosquilleo, en los paraderos de los buses, semáforos y cuando los ciudadanos caminan por algunos sectores de la ciudad con los raponazos.

(Lea también: Alta percepción de inseguridad tienen los caleños)


Varios habitantes consultados por RCN Radio, señalaron su preocupación por la inseguridad, como los hurtos, asaltos, afirmaron que sitios como en algunos centros de la capital del Valle, da temor caminar, cuando se espera el transporte público, especialmente en la noche, cuando puede ser blanco de cualquier actividad delictiva.

También afirmaron que hay que mandar a polarizar los vehículos para cuidarse un poco de los asaltantes especialmente de aquellos que van en motocicleta y que aprovechan un pare o cuando el semáforo está en rojo, para robarles los celulares y otros elementos personales.

En el caso de Medellín, las autoridades revelaron un incremento en las cifras de homicidios y hurtos en esta ciudad durante el año 2017. La comunidad percibe que la inseguridad está afectando zonas específicas como el Centro de la capital antioqueña.

Según datos del Sistema de Información para la Seguridad y la Convivencia de la Alcaldía de Medellín, en promedio cada tres horas se robaron una moto en 2017, para un total de 3.283 motocicletas hurtadas. Además, fueron hurtados 786 carros.

(Lea también: En Medellín la ciudadanía tiene hoy la percepción de mayor inseguridad)


En los delitos de alto impacto, la ciudadanía denunció 16.898 hurtos, lo que daría un promedio de dos hurtos por hora. El atraco, el robo por halado y el cosquilleo, las modalidades más usadas.

En el caso de Barranquilla se registra una reducción en la cifra de homicidios en 2017, con 343 asesinatos frente a los 378 ocurridos en 2016, sin embargo aumentaron los casos de fleteo y hurtos en la arenosa.

La percepción de inseguridad en Barranquilla por estos días está en su máximo punto debido a los atentados registrados este fin de semana contra la Policía en San José y Soledad.

(Lea también: Homicidios bajaron en Barranquilla pero aumentaron los hurtos y el fleteo)


Para seguir reduciendo los índices de violencia y delitos menores en la ciudad, las autoridades determinaron la prohibición del parrillero hombre en motocicleta durante todo el año y caravanas de seguridad en horas de la noche en las zonas rojas de la ciudad.