En una carta a la Comisión Quinta de la Cámara de Representantes, el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, explicó que la asistencia a la citación hecha para hablar de la Reserva Thomas Van Der Hammen es competencia de su secretario de Ambiente, por lo cual le delegó su asistencia. La posición generó polémica en el Congreso de la República. En la misiva, dirigida a David de Jesús Bettin, secretario de la Comisión, Peñalosa aseguró que según la Constitución "el Congreso de la República puede ejercer control político sobre alcaldes, pero tal control sólo puede recaer sobre asunto de interés nacional y no de carácter netamente local, pues este último compete a consejos municipales" y que la citación y preguntas hechas al Distrito "son relacionadas con temas locales". Por su parte, la representante Ángela María Robledo, citante al debate, aseguró que "es otro acto de arrogancia, es uña acto ilegal porque este es un asunto nacional. La reserva no sólo es un asunto para Bogotá, sino con la región y el sistema nacional de protección del país. No puede argumentar que es un tema local". El representante Edward Rodríguez del Centro Democrático, aseguró que el alcalde de Bogotá es objeto de citación y de ser necesario se agotaría la vía administrativa. Explicó que si el alcalde no asiste tendrían que recurrir incluso a una medida policial, si la Corte Constitucional corrobora que este es un tema de carácter nacional, "el alcalde debe dialogar con el congreso de la República y este problema es del Distrito pero tiene una implicación nacional por el tema de las reservas", indicó.