Pro-European Union protesters wave EU and Greek flags in front of the Greek parliament in Athens during a demonstration by a ' we stay in Europe' movement on July 9, 2015. Greece was to submit a detailed bailout request to its eurozone partners on July 9 in a last-ditch effort to save its collapsing economy and its place in the euro, in an unprecedented test of EU cohesion. With the crisis reaching a climax that could have unpredictable consequences, the EU president urged creditors to compromise on granting debt relief to Greece. AFP PHOTO/ LOUISA GOULIAMAKI - FRANCE OUT -

Austria  y Alemania son dos de los  siete países miembros de la zona euro, aparte de Grecia, cuyo Parlamento debía autorizar el mandato para negociar el rescate. Los diputados de la cámara baja del parlamento alemán, dieron luz verde por amplia mayoría a las negociaciones del tercer plan de ayuda a Grecia, que asciende a más de 80 mil  millones de euros. En total, 439 de los 598 diputados presentes (de los 631 que cuenta la asamblea) votaron a favor de la demanda del gobierno para poder negociar esta nueva ayuda. Otros 119 votaron en contra y 40 se abstuvieron. Esta decisión del parlamento alemán era la última condición para iniciar las negociaciones propiamente dichas del programa. Igual ocurrió en el Parlamento austríaco que autorizó hoy al Gobierno a negociar el tercer rescate financiero a Grecia, una medida que el Ejecutivo austríaco ha defendido como un ejercicio de "responsabilidad" hacia una Europa unida. El mandato para la negociación fue aprobado gracias a la mayoría de que goza la coalición del Gobierno formada por socialdemócratas y democristianos. El canciller socialdemócrata Werner Faymann reconoció que este nuevo mecanismo de rescate no solucionará los problemas de Grecia, pero aseguró que sí es un primer paso. El jefe del Gobierno dijo que el tercer rescate es un intento y "un primer paso" para evitar la salida del país mediterráneo de la eurozona. Según las primeras previsiones, el tercer rescate de tres años de duración puede sumar entre 82.000 y 86.000 millones de euros.