El Departamento Administrativo Distrital de Salud (Dadis) dio a conocer que en un año se quintuplicó la atención médica de ciudadanos venezolanos en Cartagena.

Adriana Meza, directora de la autoridad de salud, señaló que por cada paciente del vecino país que requirió atención médica en el 2016, la cifra pasó a 5 para el 2017; siendo mujeres embarazadas y niños menores de 5 años, la población que más demandó de los servicios de salud en la ciudad.

"Durante el 2017 le dimos autorizaciones para atenciones en salud a 948 pacientes extranjeros, de los cuáles 920, es decir el 97% son venezolanos. De estos 920 pacientes venezolanos, el 71% son mujeres embarazadas que vienen en el último trimestre y especialmente en el último mes de embarazo sin controles prenatales, con malformaciones congénitas, problemas del embarazo que hace que la atención a estas pacientes incremente en sus costos", dijo Meza.

Así mismo, informó que se pasó de 800 millones de pesos a 1958 millones de pesos en las facturas radicadas por atención a venezolanos, por lo que en promedio mensual, el Distrito debió destinar 160 millones de pesos para garantizar la prestación de los servicios para esta población.

"La mayoría de estas personas que hemos atenido no entraron de forma regular al país, son muy pocos los que entraron antes de la fecha permitida para tramitar su permiso especial de permanencia y además de esto necesitaban entrar con su estatus migratorio aclarado", expresó.

Y agregó: "Estas cifras no contempla a los colombianos que alguna vez se fueron a vivir a Venezuela y los hijos de estos con nacionalidad colombo venezolana, esta cifras corresponde a venezolanos netos que no tenían ninguna relación con Colombia y que han llegado".