Cargando contenido

Pérez aseguró que "el cónsul del Estado Zulia, Hernando Ariza, comprobó que se trata del asesinato de 8 personas, cuyos cuerpos son identificados en estos momentos".

Fuentes policiales señalaron de manera extraoficial que los presuntos paramilitares patrullaban la zona y fueron sorprendidos por otro grupo paramilitar (presuntos miembros de 'Los Urabeños' y 'Los Rastrojos') que busca el dominio de las rutas del narcotráfico.

De acuerdo con las autoridades, los cuerpos presentaron señales de tortura y múltiples heridas con armas de alto calibre.

Diario La Verdad, medio de comunicación venezolano, asegura que "los asesinos utilizaron fusiles y filosos cuchillos para masacrar a ocho colombianos en el municipio Catatumbo. A dos de las víctimas las degollaron en el sector río Chico, mientras que a los otros seis los acribillaron a balazos y los apilaron en Caño Motilón".

De los cinco fallecidos con nacionalidad colombiana, han sido identificados Guillermo León Troche Valencia, de 45 años de edad, natural del Departamento del Cauca; Carlos Abril, de 33 años, nacido en San Martín y Jesús Manuel Cuadrado de 27 años, oriundo del Departamento de Bolívar.

En el mismo sector fronterizo hay dos cadáveres degollados, de los cuales fue identificado José Francisco Calderón, de 24 años edad, proveniente de Puerto Santander Colombia. Sin embargo, las autoridades desconocen si tiene vínculos con los presuntos paramilitares.

De acuerdo con el mismo medio de comunicación, las autoridades conocieron el hecho como un enfrentamiento entre las 'Águilas Negras' y 'Los Urabeños' "por el control de la zona, la droga y la gasolina".

En mayo de 2014 fueron halladas muertas ocho personas en Ureña, en la zona limítrofe de los dos países, en otro caso que es materia de investigación.