La Policía Nacional adelanta controles en las plazas de mercado y centros de abastos del país para evitar que en testa temporada navideña y de fin de año aumenten de forma irregular los precios de los productos y alimentos. De igual forma realizan operativos para controlar la calidad de lo que se va a comercializar en esta época del año. Según el director de la Policía, general Jorge Nieto, está en marcha un "novenario" de actividades donde los uniformados de todo el país custodiarán lugares de gran afluencia de personas y donde se dan compras y comercialización de alimentos. "Se controlan las pesas y medidas. Se hacen los controles en plazas de mercado y centros de abastos para no solo control de precios sino también calidad de productos", agregó el general. El trabajo busca articularse con las autoridades locales para generar acciones preventivas y sanciones a los infractores.