Foto Archivo

Con el objetivo de evitar niños quemados con pólvora durante las festividades de navidad y fin de año, la alcaldía de Cúcuta determina varias medidas en la ciudad. A través de un decreto, la administración municipal  prohíbe el uso, manipulación, fabricación, quema, almacenamiento, venta, distribución y transporte de pólvora tanto en su zona urbana como rural. Igualmente,  no se permitirá el uso de fuegos artificiales,explosivos y detonantes, solamente se tendrá una excepción para eventos públicos o actividades especiales, aunque el material deberá ser manejado por personal idóneo, técnico y preparado en el área, además de que debe cumplir los requisitos que exigen la Secretaría de Gobierno Municipal. De igual forma, el decreto establece que a los menores de edad que  pólvora, se les decomisará el producto y serán entregados a un defensor de familia. La sanción para los locales que sean sorprendidos expendiendo, almacenando, vendiendo y distribuyendo pólvora, de inmediato serán cerrados con medida policial.