La Fiscalía General de la Nación, inició el proceso de destrucción de cerca de 200 mil botellas de diferentes tipos de licor adulterado, que fueron incautadas en varios operativos de las autoridades en el sector de ‘San Andresito’ en la capital del país y en otros departamentos como Santander y Norte de Santander. El operativo en el que fueron necesarias al menos 18 tractomulas para transportar el licor en mal estado, se realizó bajo una técnica ambiental adecuada, tras los resultados de los 50 allanamientos realizados el pasado 17 de junio. En los operativos también fueron incautadas más de 50 mil elementos con los que se fabricaba el licor adulterado como marquillas, cajas y tapas de ron, wisky, aguardiante y otras bebidas embriagantes. La destrucción tanto del licor como de los elementos incautados, se realizó luego de una orden judicial en el centro de Bogotá.