Foto: Colprensa

Las autoridades de la isla de San Andrés tomaron la decisión de restringir varias actividades marinas, debido a la ruptura de uno de los tubos de alcantarillado del emisario submarino que está generando afectaciones en el mar. (Lea también: Alerta en San Andrés por rompimiento del emisario submarino) De acuerdo con las primeras informaciones, el daño se presentó en unos 500 metros de la zona del antiguo hospital, al parecer por un frente frío y el fuerte oleaje que afectó uno de los canales de las redes de alcantarillado. Tras esta situación, un grupo de expertos ambientales y contratistas se trasladaron hasta el lugar para determinar el impacto de la ruptura del emisario submarino, mientras se conoció de manera extraoficial que las reparaciones podrían tardar hasta 30 días. El gobernador de San Andrés, Ronad Housni, señaló que a pesar de la emergencia, no hay ningún tipo de restricciones para los turistas y bañistas que visitan la isla para esta época, ya que hay una ocupación hotelera del 97%.