Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Autoridades tienen más pistas sobre autores del crimen de hermano del Contralor General


El director Nacional de la Policía, General Rodolfo Palomino, informó sobre el desarrollo de las investigaciones en torno al asesinato de Ángel Maya, medio hermano del contralor General Edgardo Maya Villazón, en hechos ocurridos en la ciudad de Villavicencio.

Según el oficial, se tienen algunas certezas sobre los móviles del crimen, entre ellos "la presunta actuación de dos personas, que se movilizaban en una motocicleta y que usaron un arma tipo revólver para perpetrar el asesinato".

En este punto, sostuvo Palomino, las autoridades encontraron una de las ojivas que dispararon los asesinos de Maya y están analizando esta prueba, para dar con el paradero de los responsables del homicidio.

Aclaró también que en medio de los operativos especiales, fueron detenidas dos personas por porte ilegal de armas, pero todavía se está tras la pista de los autores materiales.

"Estamos analizando todas la hipótesis posibles para dilucidar a plenitud, la autoría, tanto material como intelectual del asesinato del hermano del señor Contralor", expresó el general Palomino.

Dijo que un grupo especial está adelantando las investigaciones del caso y luego de tener todo el material probatorio, procederá a pedir a la Fiscalía, las órdenes de captura de los implicados en el homicidio.

Sostuvo que se comunicó con el contralor General a quien le expresó su solidaridad y le dijo que la Policía dará con los responsables del crimen.

Reafirmó el ofrecimiento de 100 millones de pesos por parte de las autoridades, para dar con el paradero de los implicados en el crimen del hermano del Contralor.

Durante una reunión de trabajo, en la cual, además del alto oficial, participaron autoridades locales, se tomaron medidas especiales para brindar tranquilidad, previo a los comicios regionales, que se celebrarán el 25 de octubre en el país.

Sostuvo que se combate con fuerza la posible influencia de las bandas criminales, entre ellas el Clan Úsuga, en la campañas políticas.

Los sicarios dispararon contra Maya cuando se dirigía a su residencia en el barrio Altos del Rosario, en el norte de Valledupar.