Foto RCN Radio Cúcuta



Wilfredo Cañizares, Director de la Fundación Progresar, en diálogos con RCN Radio, se refirió a la más reciente balacera que se presentó en la frontera colombo-venezolana, y afirmó que se trata de disputas por el dominio territorial entre los grupos armados que delinquen en la región.

"En la frontera hacen presencia tres grupos ilegales, Los Diablos controlan la Parada, Los Cebolleros y los Carteleros hacen lo mismo en Villa del Rosario, El Eln está al otro lado de la frontera y el Clan Úsuga hacen presencia en algunas dinámicas de criminalidad; Cada vez que estos grupos choquen y se invadan territorio se van a enfrentar" indicó Cañizares.

El defensor de derechos humanos, señaló que las comunidades fronterizas temen todos los días por estas acciones que se presentan de manera repetitiva, donde las autoridades no toman las acciones correspondientes para garantizar su seguridad.

"En la zona hay territorios vedados para las autoridades, y para la ciudadanía, son dinámicas de la criminalidad, hemos dicho que los homicidios disminuyen no tanto por el actuar de las autoridades, se da es por decisión de los grupos criminales que bajan la tendencia a cometer estos delitos" puntualizó.

A lo anterior agregó que "Todo el tema de la visibilidad, el escenario público, el cubrimiento de medios de manera permanente, llevan a que haya una mayor presencia de la autoridad, lo cual influye en que disminuyan este tipo de ellos"

Entre tanto, se le solicitó a la cancillería la respectiva investigación, en una zona en donde grupos armados buscan dominio de rutas del contrabando y narcotráfico.