El Banco de Italia alertó hoy de la "capacidad mimética" de la financiación del terrorismo internacional, que utiliza fondos que suelen tener origen legal y pueden ocultar la dimensión real de la amenaza.   En el informe anual de la Unidad de Información Financiera para Italia (UIF), el Banco central del país señala que "tal capacidad mimética podría esconder la importancia real de la amenaza y hacer que el sistema legal permanezca inmune a los movimientos ilícitos".     La institución explica que la financiación del terrorismo se caracteriza por no tener sumas elevadas y por utilizar fondos de origen legal, que quedan disimulados "a través de actividades empresariales o caritativas".     En concreto, señaló que las transferencias de dinero a través de internet, por sus características organizativas, operativas, distributivas y de producto, son "particularmente vulnerables a las transferencias ilícitas de fondos, también para financiar el terrorismo".     "A partir de 2014, los dramáticos atentados y las acciones de guerra en diversas áreas de Oriente Medio, África y de nuestro continente han cambiado radicalmente el escenario de referencia para la amenaza proveniente del terrorismo internacional", sostiene el texto.     Por eso, "conviene perfeccionar las técnicas de prevención, con una evaluación cuidadosa de un conjunto combinado de elementos relacionados con la anormalidad de las operaciones financieras, los perfiles personales de su autor y los lugares de origen y destino de los fondos".     A pesar de que afirma que una unidad se ocupó de analizar las operaciones sospechosas de financiación del terrorismo, recomienda que "debe ser permanente el trabajo para interceptar nuevos métodos e instrumentos" de fondos destinados la terrorismo.     Por EFE