Cargando contenido

Según el médico, la madre de la niña llegó al Hospital de Quibdó con amenaza de parto pre término, por lo que los galenos de inmediato procedieron a realizar el respectivo tratamiento para tratar de mantener a la bebé dentro del útero, ya que la mujer sólo tenía 27 semanas de gestación.

"Se procedió con la gestante, pero no respondió al tratamiento así que tuvimos que hacer cesárea. Como era de esperarse, la niña salió con problemas respiratorios por falta de madurez pulmonar, lo cual la llevó a crisis y murió", afirmó Vieira, al tiempo que manifestó que la madre, procedente de una apartada zona rural, al parecer durante su embarazo no había tenido ningún tipo de control prenatal.

Según Veira, luego de ser vista por el pediatra fue declarada legalmente muerta y se expidió el certificado de defunción a las 3:20 de la mañana.

La neonata, que duró más de diez horas en la morgue del centro hospitalario, presentó señales de vida cuando su cuerpo iba a ser retirado por sus familiares.

"A la 1: 30 de la tarde, familiares pasaron por el 'supuesto' cadáver y para sorpresa de la persona que la iba a recoger, la bebé tuvo movimientos (…) la revisaron, abrió ojos, lloró y de inmediato la llevaron a unidad de neonatos. Ahora se encuentra en Hospital Santa Teresita de Bogotá", narró el director Vieira.

La pequeña, a quien su progenitora la bautizará con el nombre de 'Milagros', se encuentra bajo observación médica y se le practica un tratamiento que le permita madurar sus pulmones.

"Es un hecho que nos ha causado mucha sorpresa. Es un milagro partiendo desde la condiciones en las que nació. La niña resistió muchísimo", afirmó el doctor.


"Está estable pero no podemos determinar su evolución"

En la unidad de cuidados intensivos de la clínica Santa Teresita del Niño Jesús se encuentra internada la recién nacida que aparentemente resucitó después de 12 horas de haberse declarado clínicamente muerta en un hospital de Quibdó.

Clemencia Castro, subgerente de la clínica capitalina indicó a RCN La Radio que la menor ingresó con un cuadro clínico bastante preocupante y de inmediato fue ingresada a la Unidad de Cuidados Intensivos.

"Recibimos una niña de 26 semanas de gestación remitida del hospital Francisco de Asís de Quibdó, en las horas de la tarde. Tiene pronóstico reservado por su condición prematura y por las condiciones que tuvo en el momento del nacimiento (…) Actualmente tiene una grave dificultad respiratoria, presenta hipoglicemia y un alto riesgo de infección por haber permanecido por más de diez horas en la morgue del hospital de Chocó, afirmó la funcionaria.

"En este momento la paciente se está estabilizando pero no podemos determinar su evolución", agregó.

Según los médicos de la clínica a donde fue remitida la menor en Bogotá, la orden del hospital de Chocó no traía consigo los detalles del caso sino que por el contrario la propia madre de la niña fue quien alertó a los médicos sobre la situación y sobre lo que había ocurrido con la recién nacida.

"Lo poco que sabemos de la institución donde nació la paciente, no nos permite a decir si hubo o no errores médicos ni tampoco puedo determinar si se trata de un milagro de vida".

Por su parte, el director del Hospital de Quibdó, aseguró que se revisarán minuciosamente cuáles fueron los procedimientos que se siguieron con este caso, para determinar si la bebé pudo haber sido declara muerta por error.