Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Con bloqueos y desabastecimiento avanza día 37 de paro camionero en el país

Foto: RCN Radio


El paro de transportadores, que entró en su día 37 sin que se vislumbre solución inmediata, presenta hoy un preocupante panorama en por lo menos 8 departamentos que permanecen aislados por los bloqueos, con desabastecimiento de alimentos y combustible, y parálisis en el transporte público como el caso de Boyacá donde las empresas transportadoras de pasajeros suspendieron la venta de tiquetes.


La situación más crítica se presenta en Boyacá, Nariño, Caquetá, Antioquia, Quindío, Valle, Risaralda y Huila. (Lea aquí: Santos anunció despliegue de 13 mil soldados para militarizar carreteras)


Varias empresas de transporte intermunicipal que viajan desde Bogotá al departamento de Boyacá decidieron suspender la venta de pasajes para evitar que más buses  sean apedreados o retenidos en medio  de las protestas que se adelantan en algunas regiones.


Un despachador de la empresa Libertadores, en la terminal de transportes de Bogotá, dijo a RCN Radio que “desde hace dos días no se están expidiendo tiquetes hacia Tunja ni Sogamoso y viceversa, debido a los bloqueos en las vías de los transportadores de camiones y tractomulas que han atacado buses de pasajeros y han obligado a que éstos sean guardados o permanezcan estacionados a la orilla de las carreteras”.


Otras empresas intermunicipales como Rápido Duitama, Cooflonorte y Rápido Boyacá, también suspendieron el envío de vehículos hacia y desde Boyacá debido a las dificultades en las vías. (Lea también: Gobierno y camioneros reanudan hoy las negociaciones por paro)


También en algunas rutas que salen o llegan a Bogotá desde municipios del norte de la Sabana, como Zipaquirá, se presentan dificultades que han obligado a cancelar sus desplazamientos por las protestas de los transportadores.


[gallery ids="237155,237156,237157,237158,237159"]

Sin embargo, tras la orden presidencial de militarizar las vías para prevenir bloqueos durante el paro camionero, las autoridades registraron completa normalidad en las principales vías de acceso a Bogotá.


En la vía conocida como la ‘variante de Fontibón’, los camiones amanecieron guardados en los grandes parqueaderos que se localizan en la zona, sin causar ningún tipo de afectación a la movilidad como sucedió en días anteriores.


Entre tanto, otra vía de gran relevancia para Bogotá como la calle 80 que comunica con grandes ciudades como Medellín, registró el flujo vehicular que normalmente se ve en el sitio, pero sin presencia de transportadores que quisieran protestar en el marco del paro camionero. (Lea: Fiscalía ha judicializado a 28 personas por desórdenes en el paro camionero)


Finalmente, la Secretaría de Bogotá reportó que en todos los puntos de cruce con las variantes y entradas a la cuidad se constató absoluta normalidad con respecto al tráfico vehicular, que no se ha visto afectado por el paso de vehículos de carga pesada.


De igual forma en Duitama, Boyacá, se reportó ayer la muerte de un joven en medio de las manifestaciones que desarrollan los camioneros.


Las autoridades investigan los hechos en los que el joven perdió la vida los cuales, según primeras informaciones, al parecer mientras participaba de las manifestaciones fue impactado por una bomba de aturdimiento en el rostro.


El personero de Duitama, Cesar Vizcaíno, informó que  el joven fue trasladado al hospital sin signos vitales en un vehículo particular, “allí se intentó identificar a esta persona pero no contaba con sus documentos personales, hecho que complicó  saber de quién se trataba. Se espera un parte oficial del hospital para dictaminar las causas de su muerte”.


Entre tanto el coronel de la Policía de Boyacá, José Elías Baquero, en diálogo con RCN Radio indicó que “el joven presentó una herida muy grave en su cabeza pero aún no se puede determinar si fue por acción del Esmad que ocurrió este lamentable suceso”.


“Estamos en espera del resultado de la autopsia y luego  realizaremos la respectiva investigación que indique lo que verdaderamente sucedió”, agregó el coronel.


En Nariño continúan los bloqueos de algunas vías, por parte de transportadores de carga, complicando aún más la precaria situación de desabastecimiento y escasez que vive la región.


El gobernador de Nariño, Camilo Romero, confirmó en RCN Radio que el cierre en el sector de Daza, en la vía hacia el aeropuerto, fue levantado anoche después de algunos diálogos coordinados por su despacho y la Policía Nacional con los camioneros.


En medio de la protesta los líderes de la movilización en Nariño mostraron su respaldo a Pedro Aguilar, representante de la Asociación Colombiana de Camioneros (ACC), quien fue acusado de corrupción por la exministra de Transporte Cecilia Álvarez.


Andrés Charfuelán,  directivo de la ACC en Nariño expresó que “nosotros sabemos quién es Pedro Aguilar y no es cierto que tenga 200 o 300 mulas, él tiene 19 eso lo conocemos todos, pero como el gobierno quiere manipular y mentir, pues nos quieren desunir, queremos decirle desde aquí que estamos más unidos que nunca”.


Desde ayer se inició la instalación del ‘Plan Nariño’ con dos retos: diseño del plan de contingencia del momento actual y las acciones a desarrollar en el postparo. Durante este proceso se ha contado con el apoyo de Luz Amanda Pulido, responsable del tema de regiones desde Presidencia de la República.


“Tenemos ya la sala de crisis en el Ministerio de Transporte, dedicada solo a nuestro departamento. Aquí están funcionarios de Presidencia, Fuerza Pública, Ministerio de Minas, de Salud y de Transporte”, comunicó el Gobernador de Nariño, Camilo Romero, a la vez que confirmó que “hemos conseguido que la Fuerza Pública ponga a disposición dos aviones Hércules desde Cali para temas humanitarios. Cada uno con capacidad de 14 toneladas. Las naves pueden aterrizar en Pasto, Ipiales o Tumaco”.


Este plan de contingencia permitirá que por vía marítima lleguen 60 mil galones de combustible para Tumaco y la costa nariñense.




[imagewp:237102] Momento del bloqueo de la vía Panamericana en el sector de Daza.

El departamento del Caquetá se ha visto afectado por los taponamientos que se vienen presentando en las vías del sur del Huila por parte de los camioneros que se encuentran en paro, perturbando el ingreso y salida de vehículos con carga.


El alcalde Florencia, Andrés Mauricio Perdomo, dijo que esta situación motivó a las empresas compradoras de leche a suspender la recolección del producto.


De igual forma agregó que los alimentos y materiales de construcción comienzan a escasear en la región.


“Es un millón 500 mil litros de leche diario que se produce en el departamento, 1.100 cabezas de ganado que van a los mercados nacionales. No se está sacrificando ganado porque no hay vehículos para transportar la carne, las ferreterías están quedando desabastecidas porque no han llegado materiales y en las galerías ya se está mirando el impacto sobre la cantidad y precio de los productos”, explicó Perdomo.


Los gremios de la región hicieron un llamado al Gobierno Nacional ya que “Siempre que se presentan taponamientos en las vías del Huila, el Caquetá queda aislado del resto del país”.


En Antioquia por lo menos 200 camioneros del municipio de Donmatías se movilizarán hoy por las vías hasta llegar a Barbosa. En esta localidad ya hay desabastecimiento de alimentos, gasolina e hilos para la producción textil; incluso se ha reportado la muerte de cerdos y reses.


Óscar Builes Gil, vocero de la movilización dijo que se movilizarán “en medio de la inmovilización”, toda vez que la intención es recorrer las calles de forma pacífica, pues el objetivo es mostrar la difícil situación que están viviendo en el municipio por el paro camionero.


Gil reiteró que no es justo que las familias tengan que sufrir las consecuencias de esas manifestaciones, que ya han recurrido a la violencia.


"Empezaron los problemas de abastecimiento. No hay combustible en el municipio, iniciaron las restricciones de alimentos en supermercados, algunas fábricas de confecciones han tenido que mandar a sus empleados a la casa", señaló.


Destacó también que la movilización será pacífica ya que, según aseguran, lo único que quieren es demostrar que no hay derecho para afectar de esta manera la calidad de vida de las familias.


De acuerdo con el vocero de la movilización, una vez terminado el recorrido con los camiones, la instrucción es guardar los vehículos para no ocasionar traumatismos en la zona y complicar el paro en el país.




[imagewp:236971] Foto AFP

En Quindío los camioneros denuncian haber recibido ataques por parte de, al parecer, integrantes del Esmad de la Policía.


Nairo Mahecha Perdomo, uno de los camioneros de esta región indicó que los integrantes de este grupo de la Policía les han realizado tiros con balas de salva, balines y los tratan con hostilidad.


Los transportadores indicaron que las movilizaciones seguirán de forma pacífica y pidieron tolerancia tanto a la Policía como a la comunidad, ya que muchas de sus actuaciones “son producto del desespero de las deudas, el cese de actividades y la falta de dinero para el sustentos de las familias”.


Los conductores en el Valle no quieren salir a transportar las cargas debido a las amenazas.


La directora seccional de la Federación Nacional de Avicultores, Fenavi, Ana María Soto, informó que solamente el 30 por ciento de ellos está saliendo a las vías “lo cual es sumamente grave, pues muy poca mercancía se traslada a su destino final”.


Explicó que el Valle del Cauca no presenta mayores inconveniente en el abastecimiento tanto de pollo como de huevo.


Sin embargo, las principales vías del departamento fueron militarizadas desde esta madrugada con el fin de evitar el bloqueo de las carreteras.


La vigilancia del Ejército inicialmente se realizó en los alrededores de la Central de Carga, Cencar, en el municipio de Yumbo, donde estuvo por unas horas y luego siguió con presencia, como ha sido durante estos días, del Esmad de la Policía.


El Ejército continúa con patrullajes en los ejes viales de Buga, Loboguerrero-Buenaventura y el norte del Valle del Cauca.


Entre tanto el sector ganadero en el departamento de Risaralda reportó alzas desmesuradas en el precio de la carne a raíz del paro de los transportadores. El gremio se encuentra altamente preocupado por el desabastecimiento de los productos cárnicos.


"No hay ganado para abastecer a Risaralda ante la dificultad de transporte desde zonas como la Costa atlántica, lo que ha desencadenado en alzas exageradas en los precios de la carne", dijo el presidente del Comité de Ganaderos del Centro Occidente, Luis Alfonso Escobar. 

Agregó que "hoy podemos hablar de alzas del 30% en los productos y los que pagan los platos rotos son los consumidores, quienes pasaron de comprar carne a 16 mil el kilo y ahora está en 21 mil".

Aseguró el representante de los ganaderos en Risaralda que pese a la utilización de las caravanas del Gobierno Nacional para el transporte del ganado, no ha sido suficiente para abastecer de carne a la región, porque los camioneros que no están en paro sienten miedo de salir a las carreteras.