La presidenta del secretariado de las Cumbres Mundiales de los Premios Nobel de Paz, Ekaterina Zagladina declaró a Bogotá como la ciudad de Paz, por el éxito de esta versión número 16 de la Cumbre Mundial de Premios Nobel de Paz.

En la clausura de esta cumbre mundial que por primera vez se realizó en América Latina los 27 laureados reconocieron en Colombia un gran ejemplo de paz para el mundo. El presidente Juan Manuel Santos agradeció a los líderes de mundo que visitaron el país y dijo que, “quiero agradecer muy especialmente a los Premios Nobel de Paz por el respaldo a los colombianos hacia el camino a la reconciliación, gracias por destacar en la declaración final las lecciones que le dejan al mundo nuestro proceso” .

“Gracias por su apoyo y llamado a la comunidad internacional para que nos acompañe en el largo y difícil camino de la implementación de este acuerdo de paz que apenas comenzamos a recorrer”, agregó el presidente Juan Manuel Santos.

Además, el mandatario de los colombianos resaltó que la ‘Carta para la Paz’, un decálogo de 10 puntos que presentó él mismo en el teatro Colón el jueves, inspiró a los jóvenes de diferentes partes del mundo para realizar una declaración de paz con la premisa, "nos comprometemos a construir dos puentes cuando nos construyen un muro".,señaló Santos.

En esta versión número 16 de la Cumbre Mundial de premios Nobel de Paz, los jóvenes que representaron a cinco continentes del mundo, presentaron la declaración final basada en el rechazo de las políticas de odio de líderes mundiales, “nos encontramos confrontados con líderes mundiales que de manera repetida utilizan el odio, la ignorancia y temor, con el fin de dividir, controlar y cumplir sus propias agendas”.

“A estos líderes hemos escuchados sus mensajes, y esta es nuestra respuestas: nosotros los jóvenes de la cumbre, rechazamos sus ideología que dividen a las personas en lugar de unir a los hombres, nosotros rechazamos el statu quo, rechazamos el odio, rechazamos la discriminación de cualquier forma, la guerra, la ignorancia y apatía, la corrupción temor y el abuso del poder, rechazamos, el racismo, la xenofobia, el sexismo, la homofobia y la guerra que ha sido levantada contra migrantes e inmigrantes”, dice la declaración.

La manifestación de los jóvenes tuvo un tinte de crítica contra la política fronteriza del presidente de los EE.UU., Donald Trump, “los líderes mundiales podrán decirnos que construyamos muros, pero en lugar de esto nosotros nos comprometemos a desarrollar carreteras, puentes, escuelas, hospitales, casa hogares, parques para la Paz”, indicaron las juventudes en un texto.

Finalizó esta Cumbre Mundial que contó con la presencia de unos 5.000 extranjeros en la ciudad de Bogotá, “la ciudad de la Paz”.