La Organización Nacional Indígena de Colombia, Onic, rechazó el bombardeo que las fuerzas militares perpetró en el departamento del Chocó y en el que varios miembros de la comunidad indígena ubicada en esa zona habrían resultado lesionados. La Onic indicó que lo sucedido es una violación al derecho internacional humanitario, y además insistieron en la necesidad de establecer un ceso el fuego bilateral para garantizar los derechos de las comunidades. (Lea también: FF.MM. asegura que bombardeo en Chocó fue un acto legítimo contra el ELN) “Exigimos al ELN y el Gobierno Nacional que continúen los diálogos y el cese bilateral al fuego y hostilidades, que garantice la vida de los pueblos indígenas que están sufriendo los impactos de la guerra por la infracciones al DIH de actores legales e ilegales”. Aida Quilcue Consejera de la mujer de la Onic hizo un llamado al ELN para que cese el reclutamiento forzado de menores, y aseguró que entre los heridos se encuentra una menor reclutada por esa guerrilla. “Tenemos una niña herida, me dicen que ella fue reclutada por el ELN, dentro del infirme preliminar es que esta joven perdió un brazo y esperamos que este miércoles se pueda terminar de verificar la situación de los heridos”. El bombardeo realizado por las Fuerzas Militares de Colombia, ocurrió en cercanías la comunidad indígena Chagpien Tordó del pueblo Wounan, en la región del río San Juan, en el Chocó.