Como consecuencia de una deuda por concepto de arriendo, el cuerpo de bomberos de esta población deberá desalojar este lunes, el predio que ocupa desde hace mucho tiempo. El comandante del organismo de socorro, teniente, James Sader Guzmán, dijo que “debemos siete meses de arriendo, el propietario del predio nos pidió el mismo, debemos desocuparlo y hasta ahora no sabemos dónde atenderemos”. Agregó que no se han reunido con el alcalde municipal, “ya que nos ha cancelado varias citas. La administración municipal debe hacernos unas transferencias y desde hace tiempo no se han hecho, situación que nos lleva al problema de quedarnos sin sede”.