http://media.rcn.com.co/audios/rcnradio/GralPinillaJun02.mp3 El comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Hoover Penilla afirmó que como parte de los operativos para recobrar el sector conocido como el Bronx, en el centro de Bogotá, se descubrió la existencia de un turismo sexual para extranjeros, que él denominó como "turismo mochilero". Según el alto oficial, holandeses, franceses y de otras nacionalidades se hospedaban en hostales de la Candelaria y luego llegaban a este sector por drogas, menores y otras aberraciones. "Después de 30 años de estar en la profesión, la situación de haber encontrado niñas y niños 10 y 11 años en recintos, en compañía de adultos y en entornos complejos, es bastante complejo y arroja interrogantes sobre la que debe hacer la autoridad", sostuvo. Penilla indicó de otro lado, que no cuenta con los elementos investigativos para afirmar que en el sector del Bronx existían casas de pique, como lo aseguró la Fiscalía General de la Nación. No obstante, el alto oficial aclaró que otras entidades como la Fiscalía pueden tener más elementos que permitan asegurar este escenario. "De acuerdo a la apreciación que uno pueda tener como investigador para sacar conclusiones, podemos decir que no hay elementos para señalar que se haya habido estos sitios. De pronto si se usaron casas para cometer homicidios de forma esporádica, pero que hubiera sitios dedicados a ese delito, de desmembrar personas, no", indicó el general Penilla. Aceptó que algunos miembros de la institución hicieron parte del andamiaje criminal de los grupos que se dedicaban a la venta de droga, la prostitución y otros delitos, pero aseguró que estos han sido capturados (15 de ellos en febrero durante una redada en donde se detuvo a 30 personas en total). "Necesariamente para que este sitio haya surgido como lo hizo tuvo que haber complicidad de personas que tenían la obligación de contrarrestar estas situaciones. Pero estos uniformados involucrados han sido investigados", sostuvo. Penilla señaló que cuenta con todas la pruebas para que sean procesados los jefes de integrantes de los denominados ganchos que operaban en el Bronx, tres de ellos capturados durante los operativos llevados a cabo el pasado fin de semana. Sin embargo, indicó que seguro algunos de ellos acudirán a argucias jurídicas para salir libres o tener el beneficio de casa por cárcel. "Yo tenía claro desde el principio que la prioridad no era la captura de estas persona, sino rescatar a las más de 1.400 personas, entre niños, niñas y adultos que estaban en el Bronx", apuntó.